Semejanzas entre Rafael Correa y Juan Manuel Santos

Publicado: 2017-02-24   Clicks: 1852

       Aunque en apariencia por profesar supuestas ideologías diferentes, no habría nada en común ni semejanzas procedimentales entre Juan Manuel Santos y Rafael Correa, los hechos demuestran que son muy parecidos y que sus gestiones han sido nefastas para los dos países… Como han sido las de casi todos los gobernantes de la antigua Gran Colombia: Inferiores al reto y habilísimos para sacar prebendas personales.

      1. Mentalidad de dictadores tropicales.

       Correa amenaza a los ecuatorianos y al Consejo Electoral de su país, que si en segunda vuelta no gana su alfil Lenín Moreno, el mesías salvador Rafael Correa se verá obligado a regresar de Bélgica donde aspira vivir a cuerpo de rey, para seguir metiendo al Ecuador en las maravillas de ser peoncito de la dictadura cubana.

     Santos no solo mintió a los colombianos para ser elegido en 2010 con el argumento que continuaría la línea Uribe contra el terror comunista, sino que logró una cuestionada reelección en 2014 con votos en la Costa Atlántica conseguidos por Vargas Lleras y su combo. Con recursos oficiales, Santos  financió la consecución del desprestigiado y para su caso inmerecido Premio Nobel de Paz; con sus hechos parecería querer que las Farc lleven a Colombia al castro-chavismo, y de remate está inventando otra triquiñuela para prolongar su mandato por un año más, para dar gusto al gobierno de transición de las Farc.

     Correa desconoce la voluntad popular que no lo quiere ver más en el Carondelet. El 60% de los ecuatorianos votó en contra suya, pero rafael Correa cree ser un dictador tropical similar a los Somoza, los Castro, los Ortega, a los que el pueblo les debe reverencia y los necesita.

     Santos se burla descaradamente de la voluntad popular que en las urnas, le dijo NO a su farsa de paz con las Farc. Con un congreso en que la mayoría son mediocres y avarientos politiqueros integrantes de una farsa denominada Unidad Nacional, Santos sigue empeñado en entregar más prerrogativas a los terroristas, pues de lo contrario se queda sin que mostrar al mundo, algo que justifique o argumente ser Nobel de Paz.

       2. Ambos son mentirosos consuetudinarios

    Cover Complot contra Colombia  Juan Manuel Santos y Rafael Correa mienten con la misma facilidad que respiran. Cuando se produjo la Operación Fénix que dio de baja al terrorista Raúl Reyes en Ecuador, pese a las pruebas concretas y claras de los nexos de la campaña presidencial y el gobierno Correa con las Farc, con el mayor cinismo Correa fingió dignidad de vitrina y negó hasta la saciedad que eso fuera cierto. A menudo Correa miente a los ecuatorianos acerca de su trapacería y populismo egocéntrico. Siempre traslada a otros la responsabilidad de sus errores.

      Santos ha mentido todo el tiempo. Hasta se inventó ser el gestor de la Operación Jaque, disfrazó un hijo de soldado para hacer payasadas politiqueras con su delfín, negó la existencia de un paro agrario, prometió no aumentar impuestos y hasta juró grabarlo en mármol, pero luego cedió a las órdenes de las Farc y la necesidad de dinero público para continuar gastando en su ilimitada vanidad mediática. De remate, sabe que sus mensajes al  país no son ciertos porque las Farc no se desmovilizarán durante su gobierno, sin embargo, miente con absoluta tranquilidad, porque necesita sostener la caña de la paz.

        3. Populistas y auto-publicitarios

       Por medio de los abusos contra la prensa libre Correa ha callado a sus opositores, mientras que por medio de la mermelada, los columnistas comprados y personas pagas para que lo defiendan en redes sociales o con comentarios en los medios electrónicos, y otros artilugios Santos pretende acallar la oposición, desprestigiarla y minimizarla.

      Correa y Santos son populistas e irresponsables al extremo. Consideran que el erario de sus países, así como los funcionarios diplomáticos y consulares, están a su disposición, para vender al mundo falsas imágenes de sus pésimos gobiernos, pero sobre todo en cada caso particular de ellos dos, como supuestos líderes necesarísimos para sus países.

        4.   Mutismo frente a los abusos dictatoriales de Maduro y su cohorte

      Por complicidad ideológica y procedimental, así como  por conveniencia, Correa mira para otro lado frente al drama de los venezolanos. Por conveniencia personal de su egocentrismo de ser el epicentro del universo y para que no se le manche más su cuestionado Nobel de Paz, Santos hace vista gorda frente al drama del pueblo venezolano.

       5. Cortinas de humo alrededor de Odebredcht

      La reciente reunión de Correa y Santos en Guayaquil, pareció tener más de fondo un presumible acuerdo mutuo, para instalar cortinas de humo alrededor delos escándalos de corrupción de funcionarios de los dos países con la firma Odebredcht, que de acuerdos obligados de cooperación binacional, previstos en estas reuniones.

     Coincidencialmente, Santos y Correa, han recurrido al trillado y mendaz artilugio, de que ¿cómo se puede creer en la palabra de un delincuente?, que para eso está la justicia (allá y aquí de bolsillo), y que si se llegara a probar algo, que respondan los implicados porque todo fue a sus espaldas.

       6.  Ambos son amigos de Ernesto Samper

      Por conveniencia anti-yanqui y porque el padre del pintoresco presidente ecuatoriano estuvo preso en Estados Unidos por problemas de narcotráfico, Correa es amigo entrañable de Ernesto Samper el más cínico, el más inepto y el más desprestigiado de los presidentes del hemisferio, al extremo que durante su mandato el gobierno estadounidense lo denominó narco-demócrata y le suspendió la visa para entrar a Estados Unidos.

     Pese a ese pasado tan oscuro de Samper y a que nadie daba un céntimo por revivirlo en la política, Santos restauró a Samper y con el apoyo de Correa, de Maduro, de Evo Morales, de Dilma y la Kirchner lo puso de secretario de Unasur, donde se ha convertido en el idiota útil de los comunistas para coadyuvar a Maduro a oprimir a los venezolanos. Además, que la personalidad de Samper está hecha a la medida para esta farsa.

       7. Ambos están interesados en legitimar al Eln

      En connivencia con las Farc, Rafael Correa facilitó el territorio ecuatoriano para que el Eln en coordinación con las Farc, se legitime, dilate la farsa de la paz, y siga preparando la estocada comunista contra Colombia.

      Por su parte Santos, obnubilado con el cuento de la paz y su espurio Premio Nobel, malgasta recursos públicos y cede ante todas las imposiciones del grupo terrorista, acciones mediante las cuales está coadyuvando a legitimarlo para que siga su acción nefasta contra el país.

       La lista de similitudes entre los dos pintorescos mandatarios es más extensa. Por ahora queda en estos siete puntos.

Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

www.luisvillamarin.com

Especialista en Defensa nacional, Estrategia y Geopolítica

El coronel Luis  Alberto Villamarín Pulido es analista de asuntos estratégicos, especialista en geopolítica, estrategia y defensa nacional, temas sobre los cuales ha escrito y publicado 31 libros y analista permanente de CNN en español. Para leer algunos de los libros escritos por el coronel Villamarín haga click aquí

Operación SodomaCesó la horrible noche?Complot contra ColombiaLa silla vacíaOperación JaqueOperación OdiseoDeyaniraEl cartel de las farcGanar la guerra para conquistar la pazConexión Al QaedaFallo SalomónicoEn el InfiernoNarcoterrorismoDrama, Pesadilla y EspectáculoIsisEl eln por dentroGuerra Sicológica Cóndor en el airemartes de horror

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©