Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

¿Para qué tanta alharaca ante terrorismo del ELN si finalmente Santos se arrodillará ante ellos?

  • PDF

       Análisis del conflicto colombiano

   Cover el eln por dentro A partir de finales de 2014 cuando las Farc estancaron los avances de las conversaciones en Cuba y se arrancharon en imponer el cese bilateral de fuegos y forzaron una especie disimulada de  armisticio como si se tratara de dos estados diferentes, simultáneamente el Eln comenzó a desarrollar el libreto preacordado con Maduro, Timochenco, Márquez y Catatumbo, consistente en desatar una inusitada oleada de actos terroristas contra los colombianos, a sabiendas que tarde o temprano, Juan Manuel Santos se arrodillará ante los elenos y cederá en todo lo que le impongan para consolidar una sola mesa de conversaciones con grupos terroristas, para seguir hablando de las “causas del conflicto y la solución política negociada” ,y, seguir dilatando el proceso hasta lograr el gobierno  de transición hacia el socialismo del siglo XXI y la búsqueda de estatus de beligerancia sin haber entregado las armas.

    Basta con escuchar, ver o leer  los publirreportajes gratuitos que hacen a los cabecillas del Eln, algunos periodistas ansiosos de premios de su gremio,. Mediante respuestas, con acento monacal y voz de seminaristas o curas con depravaciones sexuales, los jefes terroristas  asumen la vocería de su supuesta lucha popular para sacar a los pobres del atraso, por medio de la combinación de la teología de la liberación marxista con el cristianismo eclesial de base.

      Vistos con ojo crítico estos reportajes, se puede  entender que paso a paso Juan Camilo Restrepo y los convidados de piedra que lo acompañan en Quito, terminarán arrodillados ante los terroristas del Eln, porque los delincuentes saben que a Santos le afana dejar algo tangible antes de finalizar su pobre gestión gubernamental, sumado a que los burócratas paseadores que dirige Juan Camilo, no pueden tomar ninguna decisión sin que antes sea aprobada por el presidente colombiano, y, también necesitan justificar los elevados salarios y viáticos que perciben, por acompañar a un mandatario vanidoso e improductivo a costa del futuro del país.

    De remate, Santos acaba de cometer el garrafal error de permitir una cumbre terrorista Eln-Farc en La Habana con la anuencia de la dictadura cubana y el acompañamiento del régimen dictatorial de Maduro, dizque para que las Farc compartan al Eln, las experiencias para concretar la paz, como si fuera cierto que ya se hubiera firmado la paz con las Farc, como si los terroristas no estuvieran mintiendo en asocio con los comunistas desarmados, como si las Farc hubieran renunciado a su plan estratégico y sobre todo como si el pacto Santos-Rimo, fuera una realidad de paz. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

    A sus anchas y con la seguridad que la dictadura cubana les prestará toda la asistencia logística, de inteligencia y de seguridad, los cabecillas de las Farc y el Eln, afianzarán acuerdos previos, refinarán planes y regresarán a Colombia, a incentivar sus estructuras armadas para que continúen el desarrollo del cada plan estratégico, por lo tanto, dilatarán la entrega de las armas y propondrán que se unan los dos procesos de negociación con los dos grupos criminales, para que Santos se vaya sin nada tangible que mostrar en torno a la paz, pero deje comprometido a su sucesor con la cabeza metida en la trampa de la estratagema de la paz comunista, producto de la ventaja parcial alcanzada con la legislación fast track que favorece a las Farc pero desfavorece los intereses futuros de los colombianos.

    Al mismo tiempo las Farc se inventaron las falsas disidencias en Guaviare, Meta y Caquetá donde hay coca a raudales, y el Eln sigue cañando con el cuento que son una federación de células terroristas, que quienes delinquen en  Arauca y Chocó no están dentro del proceso, pero si hacen parte del grupo criminal, complementados por varios sacerdotes con oscuros y sospechosos antecedentes, que a menudo aparecen de mediadores y gestores de paz, como reflejo concreto de una evidente estrategia combinada para seguir ganando tiempo en sus proyectos subversivo-terroristas.

     cover condor en el aireEn consecuencia, el desalentador cuadro político-estratégico descrito en párrafos anteriores indica que mientras muchos congresistas, ministros, altos funcionarios públicos, y politiqueros tradicionales andan embadurnados de mermelada gubernamental, que desde luego no conduce ni a la paz ni a desarmar a las Farc,  queda en el ambiente una duda razonable tan clara como directa:

    ¿Para qué tanta alharaca, tantas declaraciones del ministro de Defensa, tantos consejos de seguridad regional, tantos soldados y policías pistoleados, tantos civiles secuestrados o masacrados por el Eln, tanto terrorismo urbano y rural, tanta farsa de zonas veredales con las Farc, tanta palabrería de Pardo Rueda, etc, etc, si finalmente Juan Manuel Santos terminará arrodillado ante los cabecillas del Eln, al mismo tiempo que Juan Camilo Restrepo y los convidados de piedra que lo acompañan en Quito, terminarán haciendo el mismo papel de ineptos recompensados con altos salarios, que hicieron De La Calle, los generales Mora y Naranjo, Pearl, Jaramillo y el resto de mediocres del combo de enmermelados que viajaron a Cuba a legitimar a las Farc?

 

    Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

    Especialista en defensa nacional, estrategia y geopolítica

     www.luisvillamarin.com

      Lectores de Cóndor en el aire también leyeron:

ganar la guerraEl eln por dentroEl cartel de las FarcEn el InfiernoLa Selva RojaLa silla vacíaDrama Pesadilla y EspectáculoDeyanira canto de guerra y pazCesó la horrible noche?Martes de horrorMágica Leyenda del DoradoDelirio del LibertadorNarcoterrorismoConexión Al QaedaComplot contra ColombiaOperación JaqueGuerra SicológicaEstado Islámico ISISOperación OdiseoOperación SodomaFracaso de una ilusiónSuperación Personal ISuperación Personal IIFallo Salomónico

 


Lea mas acerca de Cóndor en el Aire por Luis Alberto Villamarin Pulido