Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Liberación de Cristo José indicaría que habrá diálogos con el Eln

  • PDF

     Análisis del conflicto colombiano

     La hasta ahora incompleta historia de la liberación del niño Cristo José en Norte de Santander, tiene piezas que no ajustan dentro de la construcción del rompecabezas, pero que dan la sensación que luego de la próxima reunión del presidente Duque con el Papa, habrá nuevas y dilatadas conversaciones con este grupo terrorista.

     Es necesario llamar pan al pan y al vino vino. A Cristo José lo tenían secuestrado algunos integrantes del Eln. La explicación es sencilla y muy fácil de entender para quien haya comandado tropas o haya vivido en una zona ocupada por los elenos. En esas regiones, no se mueve nadie que no esté censado por los terroristas.

      Mucho menos, un grupo de supuestos delincuentes comunes puede ir a secuestrar o extorsionar allí, porque sus integrantes se mueren. Si. Así de simple y duro: Los elenos asesinan sin piedad a otros delincuentes que lleguen a hacerles competencia en la zona. Por eso han tenido y tienen enfrentamientos con las Farc y con el Epl en diversas regiones de Colombia.

     Dentro del mismo esquema, todo campesino que habita en una zona infestada por cuadrillas del Eln, está obligado a informar cuanto antes de la presencia de alguien extraño, o de las tropas regulares. Si no lo hace y los cabecillas del Eln se enteran que esa persona sabía, lo asesinan aplicándole la “justicia revolucionaria”

    Cover el eln por dentro Además para garantizar que ese régimen del terror funciona a pedir de boca de los cabecillas de las cuadrillas guerrilleras, el Eln organiza dentro de la comunidad colectivos de apoyo clandestino para construir el “poder popular”. Dentro de tales coelctivos, incrustan milicias populares, comunidades eclesiales de base, bases revolucionarias de masas, grupos de estudio y trabajo, equipos de prenucleados, seguridad en la periferia y el suburbano etc.

     Con toda esa telaraña de contactos clandestinos es muy difícil que un grupo de delincuentes comunes pueda actuar en la zona de injerencia del Eln sin ser detectado, y asesinado por los “hombres nuevos del cristianismo marxista”

     Por otra parte, es obvio que la liberación de Cristo José ratifica que se cocina a fuego no tan lento, el reinicio de las conversaciones con el grupo terrorista. Hay presiones mediáticas para hacerlo por parte de la iglesia católica, sindicalistas, y los comisionados de paz del Congreso impulsados por los “pacifistas” que protegen a las Farc y dicen que no son terroristas sino insurgentes. La explicación inicial del general Mejía ante los medios de comunicación, es incompleta y deja más preguntas que respuestas.

     cover condor en el aireRespecto a la nefasta relación de un sector clandestino de la iglesia católica con el “terrorismo cristiano-marxista”, para nadie es un secreto, pues los documentos internos del Eln lo ratifican así. Igual lo prueban los hechos, tales como: Acuerdo de Puerta del Cielo en un claustro católico en Maguncia, sacerdotes de la teología de la liberación que son muchos más de los que se conocen por documentos históricos, “comunidades eclesiales de base”, la historia del jesuita Bernardo López Arroyave en Puerto Triunfo-Antioquia, etc., sumado a los nexos de muchos sacerdotes y monjas con las guerrillas comunistas de Centroamérica. Todo eso porque Dios es verbo y no sustantivo.

 

     Si se revisa con cabeza fría, todas las veces que el Eln ha sugerido dialogar con diferentes gobiernos, siempre han estado mediando sacerdotes y obispos, con el trillado argumento de la necesaria paz. Si a eso se agregan militancias probadas en el Eln de religiosos católicos y la apariencia de clérigos que tienen al hablar terroristas como Pablo Beltrán, Felipe Torres, Gabino, Francisco Galán, y otros cabecillas elenos, no cabe duda que hay una influencia marcada de aspecto cultural, procedimental y conductual de teólogos de la liberación, que como lobos con piel de oveja, tras pronunciar frases pausadas expresadas en presente histórico, enmascaran un fanatismo religioso de orientación terrorista, similar al de fundamentalistas islámicos.

     Tampoco es un secreto que el Eln tiene contactos en la curia europea y que estos “amigos” intercedieron ante el Papa Francisco, para que al ayudar al show del Nobel de paz para Santos y el pacto con las Farc, bendijera la apertura de diálogos con el Eln en Quito en 2017. De carambola, esa oportunidad mediática para particularizar pacifismo en el mundo, cayó como un bálsamo al Papa, para desviar la atención de corrupción y pedofilia que es recurrente por parte de algunos sacerdotes y obispos, en muchas partes del planeta.

     Curiosamente Duque anunció que daba 30 días al Eln para renunciar al terrorismo, liberar a todos los secuestrados y le agregó la estulta frase requete-trillada de “demostrar voluntad de paz”. Obviamente bandido es bandido y los elenos siguieron en las mismas y apadrinados por los mismos.

     Finalmente lo que hizo Duque fue pagar 30 días más de salario a un combo de ineptos negociadores que dejó Santos charlando con el Eln; incumplió la promesa de suspender la mesa de imposiciones elenas en Cuba; anunció la reunión con el Papa en próximos días; visitó de “sorpresa” a la familia de Cristo José; promovió una campaña mediática para exigir la liberación y puso a los generadores de opinión, como el general Mejía Ferrero a decir que “es irresponsable señalar al Eln como autor de ese secuestro”. Ahora los delincuentes tienen quien les defienda su “honor”

     Simultáneamente, los terroristas que dirigen al Eln, están en Cuba viviendo a sus anchas con gastos pagos con dineros del erario colombiano y la complicidad de la dictadura cubana, “impulsan” la reanudación de las conversaciones.

     Para el efecto, cuentan con la venia de los “pacifistas de izquierda”, para quienes toda persona que cuestione la crónica miopía geopolítica de la dirigencia colombiana o quien cuestione las tramoyas de los terroristas, o la estupidez funcional de periodistas que se auto-califican de analistas del conflicto; es enemigo de la paz, uribista, ultra-derechista, y hasta “paramilitar”, porque la única paz valedera y la única realidad sociopolítica es la que  conciben los comunistas armados y desarmados. Lo demás es lucha de clases, hasta que se logre la victoria comunista y vivamos paraísos terrenales de miseria como sucede en Venezuela, Cuba y Corea del Norte.

     Maravilloso para el país, para la niñez, para el sosiego de la familia, que Cristo José haya sido liberado, no rescatado porque esa afirmación se parece un poco a las supuestas heridas del guacho, pero al mismo tiempo, cuestionable y poco creíble que se pretenda permitir que a nombre de la paz y el “desescalamiento (palabreja inventada por el santismo y las Farc) de las polarizaciones políticas en el país, de nuevo Colombia caiga en la bobería colectiva de ceder y ceder ante los terroristas, esta vez los del Eln que andan subidos en una nube muy alta, y hasta dicen estar negociando entre dos partes, o entre dos actores iguales…

     Así, si Duque va a ir a aceptar la “conminación” del papa Francisco para reiniciar las charlas con los elenos, debe traer a los jefes terroristas a Colombia, suspender toda “mediación” de la dictadura cubana, apartar la iglesia católica de este tema pues en realidad los sacerdotes tienen muchas más cosas que hacer con sus comunidades para salvar la fe cristiana; no dejarse imponer leguleyadas de los “comisionados de paz en el congreso”; parar el chorro publicitario de “sociedad civil” manipulada por las estructuras clandestinas de los elenos; someterlos a la justicia como lo que son, y bajarlos de esa nube según la cual, las guerrillas comunistas son estados en gestación, que negocian de igual a igual.

     De lo contrario, la liberación de Cristo José (aún no probado rescate por presión), solo será un episodio más de la larga lista de manipulaciones del terrorismo comunista a diferentes gobiernos, máxime que por ahora lo más evidente es que después de hablar con el Papa, probablemente Duque y su ya mediático comisionado de paz, anunciarán la reanudación, y quizás eternización de conversaciones con el Eln.

     Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

     www.luisvillamarin.com

      Especialista en defensa nacional, estrategia y geopolítica

      El coronel Luis Alberto Villamarín Pulido es autor de 35 libros sobre los temas de su especialidad, tres de ellos relacionados con la historia y el plan vuelo de águila o plan estratégico del Eln.