Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

¿Quién financia la violenta minga indígena en el Cauca?

  • PDF

     Problemas geopolíticos de Colombia

     Al completar 25 días de concentración revoltosa de cerca de 2000 indígenas, que vulneran los derechos de millones de colombianos al bloquear el flujo vehicular sobre la vía Panamericana en el por siempre conflictivo departamento del Cauca, es importante determinar ¿quién financia la estadía de los agresivos y violentos indígenas con su “pacifica” minga”?

      Pero antes de responder a la crucial pregunta, es necesario despejar otras dudas conexas con ese cuestionamiento:

    Pacto Farc-Santos ¿A quién conviene que esto suceda? ¿Por qué se escogió el departamento del Cauca para la publicitada “protesta” y no otro donde también hay etnias indígenas? ¿Que relación hay entre esta protesta indígena y los intereses de los cultivadores de coca, marihuana y amapola? ¿Cuál es la relación de los organizadores de esta "minga" con los grupos terroristas que pululan en la región? ¿Qué relación tiene esta violenta minga indígena, con la “protesta social” prohijada por las Farc luego de la arrodillada de De La Calle, el general Mora, Jaramillo, Pearl,  y los demás convidados de piedra frente a las imposiciones de los terroristas Cuba?

     ¿Qué relación tiene el anunciado plan de Petro cuando perdió las elecciones, de pasar a la oposición radical hasta generar crisis de gobernabilidad contra  Duque, con el objetivo que buscan los indígenas de esta minga? ¿Estaría trabajando Petro en alianza con Timochenko y los demás jefes terroristas ahora congresistas protegidos por la JEP, una estrategia integral de la izquierda armada y desarmada para avanzar hacia el gobierno de transición y la implantación del socialismo del siglo XXI en Colombia?

     ¿Qué relación podría haber entre el interés de Nicolás Maduro para perpetuarse en Miraflores, quitando la presión internacional que le ha hecho Duque, coadyuvando a las Farc armadas y desarmadas a hacer este violento bloqueo de la vía Panamericana por parte de los indígenas? ¿Qué están haciendo en la actualidad los miembros de las milicias bolivarianas de las Farc, el Partido Comunista Clandestino de las Farc y el Movimiento Bolivariano Clandestino de las Farc, que desde hace años delinquen en el Cauca, pero, que de remate no fueron incluidos en las listas de terroristas que entregó Iván Márquez a De la Calle en Cuba?

     ¿Cuál es la relación actual de los “desmovilizados” de las Farc, con las supuestas disidencias que pululan en el Cauca, habida cuenta que en todos los casos conocidos los comunistas que continúan armados y no aceptan transigencias con los gobiernos capitalistas, proceden a asesinar a quienes aceptan juego político democrático y en contraste allí no se han presentado “ajusticiamientos” por parte de las “nuevas Farc” contra sus antiguos compinches?

     ¿Cuál es la relación que hay entre la intención estratégica de Alfonso Cano abatido en el Cauca, no tan lejos de donde se presentan los actos violentos de la minga indígena, de instalar en esa zona el epicentro geopolítico de las Farc apuntando hacia las ciudades de Cali, Popayán, Pasto, Tumaco, Quibdó y Buenaventura, con el estímulo y la organización de la “protesta indígena” en un sector donde ahora hay supuestas disidencias de las Farc, que en sus comunicados afirman estar en la misma lucha de Cano y Marulanda y con los mismos objetivos que tenían las ahora “desmovilizadas Farc”?

      ¿Qué relación podría haber entre las llamativas declaraciones de monseñor Monsalve arzobispo de Cali, cuando dijo que el Ejército mató a Alfonso Cano que era casi un simil de la pobre viejecita de Rafael Pombo, y después dijo a la revista Semana que a Duque se le aparecería un Guaidó? ¿Es la protesta violenta de los indígenas la encarnación del Guaidó al que se refería el jefe de los curas en Cali, máxime que desde hace años la conducta de este prelado se ha enfocado en que a los terroristas del Eln y las Farc se les perdone todo?

     ¿Qué estaba haciendo el estudiante de la universidad del Valle que falleció cuando a un grupo de indígenas se les activó un artefacto explosivo artesanal, teniendo en cuenta que desde hace varias décadas las Farc y el Eln han infiltrado estudiantes en ese centro educativo y este podría ser uno de esos casos? ¿Por qué el estudiante estaba en el sitio de concentración de los indígenas y no estudiando en Cali en un día normal de clases? ¿Por qué como lo afirma el ministro de Defensa los indígenas no solo alteraron la escena de la explosión, sino que además impidieron el ingreso de las autoridades legítimas para recaudar pruebas?

      ¿Qué explicación dan a las autoridades judiciales, los “pacíficos líderes sociales” que dirigen la violenta “minga indígena”, respecto a la nueva denuncia del ministro de defensa acerca de la muerte de otro indígena, por causa de otra explosión y no de un disparo con arma de fuego como se pretendía hacer creer al país, máxime que hay otro indígena con quemaduras en un brazo y según el ministro, fue sacado a hurtadillas de un hospital, antes de que las autoridades competentes lo entrevistaran?

     ¿Tienen que ver algo en esto los narcos mexicanos que compran a las Farc y los demás narcos de la región, la coca que se produce en la región pacífica colombiana? ¿Se relaciona este violento paro indígena en el Cauca con presiones políticas al gobierno Duque para que se olvide de presionar en escenarios internacionales a Maduro, sin importar la crisis humanitaria que vive Venezuela?

      ¿Pretende esta violenta minga indígena desviar la atención de los colombianos frente a las objeciones del gobierno Duque a la JEP y al pacto Farc-Santos? ¿Pretende la violenta minga indígena coadyuvar a lavar la desprestigiada imagen de la JEP y de paso presionar para que Colombia no extradite al terrorista Jesús Santrich hacia Estados Unidos? ¿Qué sabe el servicio de inteligencia de Estados Unidos acerca de la organización de la violenta minga indígena, cuando en pleno desarrollo de la misma, llamó la atención al gobierno Duque, por la falta de resultados más efectivos en la lucha contra el narcotráfico?

      ¿Qué relación hay entre la “pacifica minga indígena en el Cauca”, y las sorpresivas peticiones del mandatario mexicano López Obrador, para que España pida perdón a México, teniendo en cuenta que López Obrador no solo se ha hecho el de la vista gorda frente al desgobierno dictatorial de Maduro en Venezuela, sino que tuvo el irrespetuoso gesto contra los colombianos y al mismo tiempo, con los mexicanos que lo eligieron de invitar a su posesión a los terroristas de las Farc, cobijados por la JEP, pero que no por ello, dejan de ser narcotraficantes, responsables de masacres, secuestradores, extorsionistas, violadores de menores, etc?

      ¿Cómo se explican el gobierno colombiano, las altas cortes llenas de doctos magistrados, los intelectuales de la academia, y los periodistas de investigación, que en esencia los indígenas estén utilizando en la mesa de conversaciones con la ministra del Interior, las mismas estratagemas de las Farc y el Eln cuando han conversado con los gobiernos colombianos, consistentes básicamente en trasladar al Estado toda la responsabilidad de lo que sucede en torno a la violencia, autodeclararse víctimas, manipular la agenda, acudir a argumentos similares; dilatar, dilatar, dilatar, y al mismo tiempo presionar con actos violentos, edulcorados con el argumento que ellos son pacifistas.

      Además de pedir el oro y el moro, con exigencias que solo un oportunista como Juan Manuel Santos se atreve a concederles, a sabiendas de ambas partes que eso no va a ser posible, pero si servirá de caldo de cultivo para nuevas protestas violentas?

      Coda: ¿Estará sirviendo esta protesta violenta de los indígenas en el Cauca, utilizados por diferentes intereses geopolíticos alrededor del narcotráfico, para que el Estado colombiano empeñado en tratar de solucionar algo sin concreción a la vista, alivie la presión en las otras zonas productoras de coca?

       Estas preguntas y muchas otras, podrían aclarar quien financia la estadía de los violentos indígenas bloqueando la vía, cuáles son los objetivos a corto, mediano y largo plazo que buscan los autores intelectuales de esta minga y qué espera a Colombia, si el gobierno no interpreta con minuciosidad lo que se teje por debajo de la mesa.

       Un sencillo ejercicio matemático correlacionado con la lógica conductual de los campesinos e indígenas, manipulados desde hace tres décadas en paros agrarios, marchas cocaleras y protestas rurales dirigidas por las Farc y el Eln en asocio con los narcos, indica que por ejemplo en Tumaco, los “líderes sociales” que organizan las protestas cocaleras, calculan en promedio gastos de 70.000 diarios por persona, dinero con el cual se debe pagar la alimentación, el transporte, ropa, y algunos elementos de aseo de las personas concentradas.

       Si se concentran 2000 individuos llevados desde diversas partes del país, esto significa que se estarían gastando 140 millones de pesos diarios, que al multiplicarlos por 25 días totalizarían 3500 millones de pesos, equivalentes más o menos a un millón de dólares.

     Bastaría con contestar algunas de las anteriores peguntas, para concluir que esta violenta protesta indígena conviene a Maduro, a las Farc armadas y desarmadas, al Eln, al Epl reencauchado, a los narcos mexicanos, a los cultivadores de coca, al cartel de la mermelada santista que solo busca sacar ventajas politiqueras sin mirar el daño que se cause a Colombia, y a los aliados abiertos o soterrados de estos personajes.

     Asi no sería extraño que podría haber una “vaca” en la que todos o casi todos aportan, aunque en realidad, las Farc o los carteles mexicanos de la droga, tienen dinero suficiente para financiar esa “protesta social” por mucho tiempo más.

      Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

     Especialista en Estrategia, Defensa Nacional y Geopolítica y autor de 35 libros sobre estos temas

      www.luisvillamarin.com