Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Libia cinco años después de la muerte de Ghadaffy

  • PDF

   En entrevista vía internet desde Nueva York, para la periodista María Catalina Göpel Pérez de la Revista Económica Pulso de la República de Chile, respecto a la actual situación de Libia, cinco años después de la muerte de Mohammar Gfadafi, el coronel Luis Alberto Villamarín Pulido respondió al siguiente cuestionario:

   ¿Qué es lo que ha cambiado principalmente en Libia en estos cinco años? ¿en qué situación se encuentra?

    Desafortunadamente Libia cambio para salir de un mal y entrar en otro peor. Bajo la férula terrorífica de Khadaffy era un estado de tres naciones unidas y alejada de la violencia yihadista indiscriminada. Hubo rasgos de conducta proterrorista islámica patrocinada por Khadaffy pero era controlada como un terrorismo de Estado.

Después de la caída de este dictador, las armas quedaron en la calle y el país se balcanizó salieron a la luz odios políticos y ambiciones de poder de diversas vertientes. Y de remate los efectos de las guerras en la región y el crecimiento de ISIS y AQ multiplicaron el caos. Para colmo de males la Unión Europea y Estados Unidos que promovieron la revuelta, ahora miran para otro lado en Libia y solo les interesa a unos que no pasen más pateras con migrantes a Italia y a los otros tener información precisa para bombardear campos yihadistas. Entretanto el régimen egipcio mete la mano en Libia y saca ventajas de todo tipo.

    ¿Qué marcó la muerte de Gadafi y la liberación de Libia?

La muerte de Ghadaffy y la liberación de Libia, marcaron un hito concreto de la caída de otro de los "dictadores nacionalistas" PUESTOS A CONVENIENCIA de occidente, luego de la absurda repartición de estados al finalizar los dos grandes guerras del siglo XX.

Es difícil decir que Libia se liberó, pues lo que hay ahora es una rapiña de poderes, presiones internacionales para poner un gobierno prooccidental que no ofrece alternativas de mejoría, ambiciones desmedidas de yihadistas y un apetito voraz de las potencias por quedarse con el petróleo libio. Y como en río revuelto ganan todos los pescadores, los yihadistas de ISIS y AQ han entrelazado a algunas milicias que combatieron contra Ghadaffy para radicalizarlas y enfocar la "liberación libia" hacia el soporte de la extensión del salafismo en  el Norte del África.

    ¿Cuál es su visión sobre la Primavera Árabe?

    Como lo describo en el libro que lleva ese título, la Primavera Árabe es la explosión masiva y en cadena de resentimientos por  la acumulación geopolítica, política, social, religiosa, económica  y tecnológica de fenómenos culturales y de la vida diaria de la convulsa región denominada para efectos internacionales Medio Oriente pero que en realidad abarca también Norte de África y Asia Menor, donde los "dictadores nacionalistas" fortalecieron castas con visión monárquica y autocrática, violaron derechos humanos y se quedaron ene le tiempo si integrar a su s gobernados a los efectos del cambio integral del mundo actual. Las razones van desde la eventual sequía en la zona, la sumisión violenta de la mujer, la escasez de opinión pública, la presencia de extremistas hasta el agotamiento de jóvenes con acceso a la tecnología cibernética y las redes sociales, que les permiten ver otras opciones de vida más atractivas a las que les ofrecen sus gobernantes.

  ¿Cuáles son sus proyecciones sobre ISIS? ¿de qué manera relaciona la situación actual con lo que sucedió en Libia años anteriores?

     En mi libro ISIS terrorismo yihad y barbarie, describo en detalle tanto los orígenes como la estructura y las proyecciones estratégicas de ISIS. Este grupo nació de Al Qaeda y de algunos militares leales a Hussein se apropió de gran parte de la Mesopotamia y activó una extensa red de tentáculos por el planeta para reclutar nuevos adeptos, y cometer acciones de barbarie contra los "infieles" cristianos y judíos o contra los "apostatas" musulmanes".

    La actual ofensiva en Siria e Irak no va a destruir el grupo como anuncian entusiastas opinadores. El problema es complejo y se universalizó. Boko Haram les juró lealtad y está actuando en consonancia en Nigeria y los países vecinos del Lago Chad. Y en Libia tienen fuertes estructuras relacionadas con los hermanos musulmanes de Egipto, que para mayor complejidad fueron ilegitimados por el gobierno de Sissi en El Cairo. Por ahora son previsibles muchas acciones terroristas de ISIS incluidas en Rusia y el Cáucaso donde ya son fuertes.

    Hoy en día, la guerra sigue y más bien estalló, ¿cuáles son sus perspectivas para lo que viene?

     Es que el terrorismo matizado como narcoterrorismo es la guerra del nuevo siglo. El por siempre convulso Medio Oriente es un escenario que reúne las condiciones ideales para que un caos como el actual desencadene en problemas mayores, debido a la voracidad de las potencias por los recursos de otros países, las alianzas regionales y en este caso específico por la creciente guerra fría entre Irán y Arabia Saudita, que en el ámbito regional oxigenan estos conflictos pero niegan participar en ellos, apadrinadas además por Rusia y China de un lado, o por la Unión Europea y USA del otro. La situación se complica porque el yihadismo apadrinado de una u otra manera por las dos cabezas del chiismo y el sunismo, está  presente en el cuerno Africano al Oriente, en África Central y Subsahariana, en África Occidental, en el Norte del África, en Europa Occidental, en Asia Meridional y tiene presencia activa de células dormidas en los cinco continentes.

     A lo anterior quiero agregarle que no se puede seguir mirando el problema como un tema de seguridad policial, pues es un asunto de seguridad nacional y hemisférica, pero sobre todo de tratar con precisión quirúrgica, porque al haber intereses geopolíticos y estratégicos de las grandes potencias que auspician las luchas regionales, podría desencadenar una conflagración mayor. O en Siria, o en Turquía, o en Libia, o entre India y Pakistán. la disculpa puede ser cualquier acción terrorista, contra Occidente, contra Rusia, o contra Israel, que es la joya de la corona de las ambiciones yihadistas.

Lectores de Operación Sodoma también leyeron:

Ganar la guerra Fallo SalomónicoMartes de HorrorCesó la horrible nocheLa selva rojaEl cartel de las FarcDelirio del LibertadorEl Elln por dentroDrama, Pesadilla y EpectáculoEstado Islámico ISISNarcoterrorismo la guerra del nuevo sigloLa silla vacíaPrimavera ArabeConexión Al QaedaEn el infiernoDeyanira canto de guerraCóndor en el aireGuerra Sicologica I