Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Atentado terrorista en Escuela de Policia es ataque directo contra el gobierno Duque

  • PDF

     Analisis del conflicto colombiano

    Pacto Farc-Santos Además de lo grave muy grave y sanguinario del ataque terrorista contra el personal de la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional en Bogotá, algo que es icónico por tratarse del alma mater donde se forman los oficiales de esa institución, es evidente que los autores intelectuales de la demencial acción pretendían atacar directamente al presidente Duque, minar su credibilidad nacional e internacional, aliviar la presión diplomática contra le régimen de Maduro en Venezuela y conminarlo a aceptar conversaciones con el Eln para legitimar a ese grupo terrorista, manifestó el coronel Luis Alberto Villamarin Pulido en entrevista con el periodista Jefferson Beltrán del programa la Noche de NTN 24 y RCN televisión, en panel en el que también participaron el exministro de defensa Juan Carlos Pinzón y el excandidato presidencial Rafael Nieto Loaiza.

     A lo largo del programa el coronel Villamarin agrego.

     Es necesario determinar a quien favorece este acto terrorista. Dadas las actuales circunstancias es muy conveniente para el régimen de Maduro, para las Farc, para el Eln y para los narcos. No se puede descartar que al favorecer todos esos intereses, se haya hecho un pacto siniestro entre todos.

    Para que la inteligencia y las operaciones ofensiva sean exitosas, las tropas requieren claridad conceptual del alto gobierno y del alto mando. Si los mensajes no son claros habrá actitudes dubitativas de quienes ejecutan las operaciones.

    La seguridad perfecta es una utopía. No existe tal en ningún país del mundo. Con una sola persona que falle en una cadena de seguridad, se rompe la fortaleza de la misma. Bogotá es una ciudad muy grande y los explosivos pueden llegar aquí de múltiples formas. La palabra blindar la ciudad es un poco especulativa.

     No se puede afirmar que este ataque fue un acto suicida, porque entonces habría que decir que la muerte de Fernando Arellan en el club el Nogal fue un suicidio, cuando en realidad fue una orden del Mono Jojoy de estallar el automotor sin que el terrorista que lo conducía se hubiera bajado debido a que este había gastado mucho dinero de las Farc en actividades personales no relacionados con el atentado, pero lo había justificado como parte de esos costos.

    Es probable que pronto Maduro salga ante los medios a decir que Duque debe preocuparse por la seguridad en Colombia y no en sacarlo del poder.

     Lo importante es que el gobierno nacional no se deje coaccionar para reiniciar diálogos con el Eln impuestos por sectores del clero católico militantes de las bases revolucionarias de masas y las comunidades eclesiales de base, donde se estructuran células terroristas urbanas del Eln que actúan en coordinación con integrantes de los comandos urbanos incrustados en universidades publicas.

     Para resolver este problema del terrorismo comunista, lo imperioso es conocer el plan estratégico de estos grupos.

    El coronel Villamarin es especialista en geopolítica, estrategia y defensa nacional, autor de 35 libros relacionados con estos temas.