Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Programa Los Informantes ratificó que Rafael Correa es cómplice de las Farc

  • PDF

      Análisis del conflicto colombiano

    El 1 de marzo de 2008, tropas colombianas dieron de baja en combate al terrorista Raúl Reyes, quien con la complicidad del entonces presidente ecuatoriano Rafael Correa, se escondía en una guarida ubicada en la zona selvática de la Provincia de Sucumbíos en territorio de Ecuador.

     Histriónico, mentiroso y mediante actitudes agresivas e irrespetuosas contra Colombia, el pintoresco presidente ecuatoriano vociferó a los cuatro vientos que el es comunista pero que tiene las “manos limpias”, negó las pruebas halladas en los computadores que lo señalan de haber recibido dinero del narcotráfico de las Farc para financiar su campaña presidencial, negó que su socio Ignacio Larrea y la diputada proterrorista María Augusta Calle de Alianza País fueran compinches de los terroristas colombianos, y agregó que Colombia había invadido a su país, que su gobierno consideraba que la frontera ecuatoriana era con las Farc y se amangualó con Hugo Chávez para amenazar a Colombia con una guerra internacional.

    Día a día el gobierno colombiano fue publicando los documentos que corroboraron la siniestra alianza de comunistas colombianos y latinoamericanos con las Farc, en un obsesivo Complot contra Colombia, alrededor de la búsqueda incesante del reconocimiento de estatus de beligerancia para las Farc con base en un intercambio humanitario de militares y policías secuestrados por terroristas presos.

     Correa siguió negándo su complicidad con las Farc y con el cinismo que le caracteriza, siempre que vino al país utilizó un lenguaje irrespetuoso y agresivo aduciendo que Colombia era el problema para Ecuador. Y para ocultar su maridaje con el narcoterrorismo comunista en el hemisferio, Correa pensó atornillarse y eternizarse en el poder, pero la situación cambió desde la ascensión al poder del también comunista y ex vicepresidente de Corrrea, el actual mandatario Lenín Moreno.

     Tras la firma del Pacto Farc Santos, los terroristas colombianos siguieron desarrollando su plan estratégico por medio de las supuestas disidencias. El asesinato en cautiverio de tres periodistas ecuatorianos por parte de las Farc, hizo metástasis a la par con el odio personal desatado entre Correa y Moreno, al punto que ahora las autoridades judiciales ecuatorianas, están haciendo lo que han debido hacer hace 10 años: Investigar y condenar a Rafael Correa por ser cómplice de las Farc y por haber recibido dinero proveniente del narcotráfico y el secuestro de ese grupo criminal.

     El domingo 4 de junio de 2018, el programa Los Informantes de Caracol televisión publicó la entrevista con un terrorista desmovilizado de las Farc quien confirmó la manguala de Rafael Correa con las Farc, los vínculos de los terroristas colombianos y algunos dirigentes comunistas de Alianza País con el narcotráfico, la connivencia de funcionarios de Correa con las Farc y la realidad de un problema que afecta el futuro de los dos países, pero que algunos pretenden ocultar o ignorar.

     En síntesis, los hallazgos en los computadores de Raúl Reyes corroboraron los contenidos del Frente Internacional en cumplimiento  del Plan Estratégico de las Farc y además dejaron en claro la complicidad descarada de algunos dirigentes políticos colombianos “amantes de las paz”, pero la Corte Suprema de Justicia pletórica de leguleyos y como siempre con magistrados cuestionados, se inventó la forma de favorecer a los “farc-políticos” colombianos con el vergonzoso argumento, que se rompió la cadena de custodia porque las tropas colombianas han debido entregar los computadores al gobierno Correa para que este los enviara a Colombia. ¿Ingenuidad? ¿Complicidad? o, ¿estupidez rayana?

     Ahora que Rafael Correa está en el ojo del huracán de la justicia ecuatoriana, debería también, la Corte Suprema de Justicia de Colombia reabrir las investigaciones contra los Farcpolíticos colombianos, pues después de la muerte de Reyes cayeron Jojoy, Cano y otros bandidos, en cuyos computadores se encontró la misma información que había en los dispositivos electrónicos de Reyes.

      Cover Complot contra ColombiaEl siniestro contubernio de Rafael Correa con las Farc, fue publicado en detalle en 2009 el libro Complot contra Colombia, texto que por su contenido preciso y concreto, fue galardonado por la Colombian American Chamber of Commerce of Washintong DC, con el Premio Literario Jairo Hoyos Salcedo en ceremonia realizada el salón amarillo del Congreso de Estados Unidos, como el mejor libro de Historia Contemporánea latinoamericana durante esa convocatoria.

      Una década después de la muerte de Reyes, el libro Complot contra Colombia es referente para investigaciones académicas en diferentes centros educativos del planeta, donde se estudian los problemas sociales y políticos derivados del narcotráfico y el terrorismo internacional.