Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

¿Porqué hay yihadistas latinoamericanos en ISIS?

  • PDF

    Análisis del terrorismo internacional

     Cover Estado Islámico ISISA diario los medios de comunicación de diversos países del mundo, publican sorprendentes revelaciones en torno a la vinculación de jóvenes a ISIS, su capacidad destructora, sus ramificaciones, su irracionalidad, su fanatismo y mil cosas más. De paso, toda esa catarata de información se convierte en no solicitada pero favorable publicidad, para los fundamentalistas islámicos, convertidos por su crueldad en leyendas universales del terror.

       En contraste, muy pocos comunicadores se detienen a evaluar, profundizar y comprender cómo se ha articulado durante varios años toda la red de contactos, difusores, reclutadores y enternadores de células terroristas. Para colmo de males, Latinoamerica que también está en la mira del yohadismo, no es la excepción, y en estas tierras tropicales, poco o nada importa a la mayoría de los habitantes, lo que está sucediendo en el Medio Oriente, en el Africa, en el Caucaso, o en los países del primer mundo, producto de la creciente radicalización de células islamistas.

        Sin embargo, es un hecho real, que en las estructuras armadas y desarmadas de ISIS, ya militan varios latinoamericanos o hijos de latinoamericanos nacidos en países del primer mundo, que por lo general y en increible contraste, asilaron a sus progenitores cuando estos huyeron de sus naciones de origen por problemas políticos derivados de su militancia comunista, o su pertenencia a las guerrillas procastristas, prosoviéticas y prochinas que pulularon en Latinoamerica en las décadas de los sesenta, setenta, ochenta y parte de los noventa.

         Quien conozca de cerca el ambiente sicosocial de las multitudes de inmigrantes latinoamericanas en Estados Unidos, Europa, Canadá o Australia, sabe que dentro de miles de trabajadores honestos, de personas humildes con aspiraciones de ayudar a sus familias en los países de origen y de criar a sus hijos; allí dentro de ellos, conviven exmilitantes de las guerrillas comunistas, o miembros activos de estas que se asilaron como sindicalistas o como perseguidos políticos, pero que en esesncia están dedicados a despotricar de manera exacerbada del capitalismo que los acoge, y en casos puntuales, hasta recogen fondos para enviar a los grupos terroristas, y en casos mas graves son miembros de redes de narcotráfico pertenecientes a las Farc, el Eln, Sendero Luminoso, etc.

         Algunos de esos jóvenes hijos de inmigrantes con inclinaciones ideológicas extremistas y con nexos con el narcotráfico, terminan en las cárceles y allí conocen a islamistas presos, con quienes hacen amistades para extender las redes de tráfico de drogas o armas, e incluso algunos se convierten al islam, con la circunstancia agravante demostrada por la historia, que los conversos a lo que sea, a menudo son mucho mas radicales que quienes han crecido en esa fe.

     Otros jóvenes hijos de inmigrantes latinoamericanos, alienados por el discurso anticapitalista y la historia personal a veces desfigurada de progenitores y amigos que les narran excesivas represiones en sus países de origen cometidas por "lacayos del llamado imperio norteamericano", quedan predispuestos a actuar como "el perro que muerde la mano al amo que le da la comida", y en su trasegar por la multiplicidad étnica de los países que acogieron a sus padres, conocen a hijos de musulmanes, y cuando para su desgracia coinciden con retoños de fundamentalistas, la relación y acercamiento es más expedita, con mayores posibilidades de abrazar la fe extremista musulmana y convertirse en un guerrero santo.

         Es importante aclarar que el reclutamiento de estos jóvenes para integrar redes yihadistas no es casual ni limitado, ni la única forma que utilizan los yihadistas, ni mucho menos su alcance se circunscribe a comunidades específicas en el país del primer mundo donde se escenifica ese proceso, sino que se extiende via correo electrónico, o redes sociales a los países de origen con familiares y amigos de los ya reclutados. Y en casos puntuales, para jóvenes sin esperanzas en Latinoamerica agobiados por la falta de oportunidades, testigos y victimas de la corrupción e ineficiencia de sus gobiernos y presa fácil de la aventura, porque algunos de ellos ya tienen antecedentes judiciales negativos, no resulta dificil enrolarse a un experimento extremista, instigado por un bombardeo virtual de frases calculadas, imágenes de leones salvadores, ofertas irreales de cambio físico del mundo actual, etc.

          Pero para llegar a esa realidad, existe un origen, una línea de conducta, un plan preconcebido y una infraestructura humana y material, construida con antelación, como consecuencia del plan estartégico Bojinka de Al Qaeda y la diseminación de miles de células terrroistas entrenadas durante varios años, que salieron de Afganistán y Yemen hacia los cinco continentes, con la tarea concreta de expandir el fundamentalismo islámico. Y desde luego, algunos de ellos están en Latinoamérica desarrollando esa tarea.

      Por estas razones tan sorprendentes como novedosas, negadas por los gobiernos del hemisferio y por sus fuerzas de seguridad con el argumento que no hay pruebas contundentes para afirmarlo, es que los islamistas que están en guerra contra la cultura occidental desde hace varias décadas, están reclutando jóvenes de varios países, incluidos delincuentes con graves antecedentes penales u otros con vocación aventurera de mercenarios.

         La inteligencia militar de los países latinoamericanos, debe pasar de la pregunta si ISIS está en capacidad de reclutar integristas en el hemisferio a cuestionar, cuándo, dónde y cómo lo están haciendo, para diversificar los medios de investigación, los controles de inmigración y las acciones con las comunidades de miles de personas honestas exiliadas en el primer mundo, pero que por desgracia albergan entre sus connacionales, a resentidos y delincuentes capaces de orquestar este problema.

       El coronel Luis Alberto Villamarín Pulido es analista de asuntos estratégicos, autor de 31 libros acerca de los conflictos internacionales, la geopolítica, la seguridad y la defensa nacional, cinco de ellos relacionados con el terrorismo islámico titulados Martes de HorrorNarcoterrorismo la guerra del nuevo siglo, Conexión Al Qaeda, Primavera Árabe e Isis-Estado Islámico. Además tiene en preparación la obra titulada Geopolítica del Terror.

     Para leer estas obras haga click sobre cada una de las siguientes portadas.

cover narcoterrorismo la guerra del nuevo siglo  cover conexión al qaeda  cover martes de horror   Cover Estado Islámico ISIS   Cover Primavera Arabe