Articulos

El problema no son los electores. Son quienes se autoproclaman candidatos

La dinámica política en Colombia ha sido compleja desde siempre, pero con mayor razón el proceso electoral, que parte de la selección de los candidatos, siempre autoimpuestos, sin consultas con las comunidades y lo que es común: votar “por el que diga el gamonal de turno”

       En una sociedad acostumbrada por credo atávico a la confrontación, a los discursos grandilocuentes y a los mensajes agresivos en libelos y plaza pública, con facilidad estas posiciones exclusivistas ― antaño y hogaño patrocinadas por los “dueños del poder”―, han terminado siempre en reyertas, conflictos armados, polarizaciones y violencia política, de la cual en las últimas décadas, han sacado gran provecho comunistas y narcotraficantes.

       Dentro de ese enredado espectro de pasiones banderizas, se han enquistado caudillos, a los que por fuerza de la costumbre siguen grandes masas poblacionales sin formación política, sin educación cívica, sin estructuración para ejercer los derechos democráticos, sin partidos serios que las guíen; y, de remate propensas a ser utilizadas como idiotas útiles para todo tipo de polarizaciones nefastas.

... seguir leyendo

Prolongar la agonía o dar el salto cualitativo y cuantitativo de la política en Colombia es el reto que está sobre el tapete de la vida nacional.

Este es sin duda, el desafío para todos los colombianos, inclusive las reservas de la Fuerza Publica.

        A juzgar por los últimos acontecimientos políticos, mediante los cuales se están encendiendo los reverberos electorales, atizados por expertos en vender humo y en acrecentar pasiones banderizas, solamente se ve mas de lo mismo que hemos tenudo siempre, en la accidentada historia política dde polarizaciones en Colombia: 

      Programas que se cumplirán a medias, o lo que es más común, ausencia de programas...

        Dicha realidad perevive muy arraigada en el país, sin que haya forma de exigir responsabilidades, a quienes hacen de la política su fortin financiero personal y una forma de vida utilitarista a costa de los incautos, que se dejan envolver en el remolino de sus intereses particulares.

     Ante la falta de programas de gobierno o auto elogios con refritos de manuales, (enfermedad compartida por todos los sectores  en contienda),  la crónica polarización que siempre termina en violencia sangrienta, regresa al escenario electoral.

... seguir leyendo

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©