Once años después de la muerte de Raúl Reyes las Farc siguen afinando su plan estratégico

Publicado: 2019-03-01   Clicks: 531

      Análisis del conflicto colombiano

       Complot contra ColombiaEn horas de la madrugada del 1° de marzo de 2008, las Fuerzas Militares de Colombia atacaron por sorpresa una guarida terrorista de las Farc, ubicada dentro del territorio ecuatoriano con total consentimiento de Rafael Correa presidente de ese país. Como consecuencia del certero bombardeo fallecieron 23 delincuentes entre ellos Luis Devia Silva alias Raúl Reyes. Fue el primer golpe estratégico contra los máximos cabecillas de las Farc y el inicio de una crisis interna de dirección, identidad política y credibilidad de la “guerrillerada” en la reiterada opción de llegar al poder por la vía armada, trascendental coyuntura político-estratégica que por erróneo manejo no fue bien explotada por el Estado colombiano.

    En el registro posterior al lugar de los hechos, los soldados de las Fuerzas Especiales de Colombia incautaron tres computadores laptop, nueve memorias electrónicas y una agenda con importantes anotaciones acerca del plan estratégico de las Farc, y la existencia de un complot orquestado por la dictadura cubana, los gobiernos comunistas del continente, el narcotráfico y una serie de “lideres sociales” nacionales e internacionales, que en siniestro contubernio, pretendían poner al Estado colombiano contra la pared, manipular la desazón de los colombianos con shows publicitarios para las liberaciones de los secuestrados y el consecuente avance hacia la toma del poder, por medio de la combinación de las formas de lucha.

    Producto de las revelaciones que publicó el gobierno colombiano, durante los meses subsiguientes a la muerte de Reyes, se desató una tormenta diplomática, política y geopolítica en la región, debido a que los organismos de inteligencia establecieron con claridad que:

     1.  Hugo Chávez albergaba en Venezuela a varios cabecillas del Secretariado de las Farc, les había prometido 300 millones de dólares para que compraran armas y lanzaran la ofensiva final contra Bogotá, además de estar manipulando un oscuro contubernio con Piedad Córdoba, para legitimar a las Farc manipulando la torva liberación de secuestrados a cuentagotas y buscar que Francia les diera estatus de beligerancia.  Para esa fecha ya les había entregado 50 millones de dólares y les había dado carta blanca para negociar una importante cantidad de barriles de petróleo venezolano en mercados internacionales.

      2. Terroristas venezolanos integrantes de los círculos de la defensa de la revolución bolivariana y el socialismo del siglo XXI, eran y siguen siendo entrenados por las Farc.

       3. Muchos funcionarios del régimen chavista y varios parlamentarios del PSUV son miembros activos y cómplices de las Farc. En varios correos se destacaban Amilcar Figueroa, Rodríguez Chacín Diosdado Cabello, un sujeto de apellido Rangel, y otros.

        4.  Las Farc hacen parte del plan Guaicapuro de Venezuela para atacar a Colombia, con el argumento marxista-leninista que el chavismo se defiende de las agresiones de los “paramilitares colombianos”

       5.  Por orden de Hugo Chávez y del general Cleiver Carvajal, un capitán y un cabo del ejército colombiano que se encontraban en Venezuela localizando a los cabecillas de las Farc, fueron secuestrados y asesinados por miembros del Sebin

         6. Integrantes de una cuadrilla de las Farc dirigidos por Timochenco e Iván Márquez asesinaron en Venezuela a una comisión mixta de la guardia nacional y funcionarios de PVDSA, pero de manera torva, Chávez y las Farc aseguraron que ese crimen lo cometieron “paramilitares de derecha” enviados por “oligarquía colombiana” Esta situación generó un intenso carteo entre Chávez y los terroristas, para buscar la forma como presentaban la mentirosa explicación.

           7.  Desde entonces como ahora, las Farc estaban exportando muchas toneladas de cocaína hacia el primer mundo por vía de Venezuela, gracias a lo que desde hace más de diez años se conoce como el cartel de los soles.

          8.  La relación de las Farc con funcionarios oficiales venezolanos, viene desde hace más de tres décadas, inclusive desde antes que Chávez ganara la primera elección.

         9.  Todos los pasos dados pro Chávez y las Farc para manipular la liberación de los secuestrados y avanzar en su plan estratégico, eran consultados y aprobados por la dictadura cubana.

      Respecto al lenguaraz presidente ecuatoriano Rafael Correa, cuya familia tiene oscuros antecedentes de nexos con carteles del narcotráfico se estableció que:

      1.  Rafael Correa y los altos dirigentes de Alianza País, movimiento político que lo llevó a la presidencia de Ecuador, estaban en permanente comunicación con el terrorista Raúl Reyes e inclusive y coordinaban hasta la “facultad” delictiva a las Farc, para asesinar ecuatorianos residentes en la frontera binacional, que no se plegaran a los dictados marxistas-leninistas del socialismo del siglo XXI y obviamente al comercio de la coca de las Farc y los corruptos funcionarios izquierdistas ecuatorianos.

         2.  Las Farc aportaron un total de 400.000 dólares a la campaña presidencial de Rafael Correa

        3.  María Augusta Calle cercana colaboradora de Correa era el enlace directo con las Farc para promover “actos culturales” de apoyo al terrorismo comunista contra Colombia. Esta misma diputada de Alianza País fue quien organizó un encuentro de izquierdistas latinoamericanos realizado en Quito. Allí fueron ubicados los terroristas internacionales que facilitaron la ubicación exacta de la guarida de Reyes en una finca de propiedad del general René Vargas colaborador de Correa y cómplice de las Farc.

      4.  Los terroristas mexicanos abatidos y la sobreviviente Lucia Morett fueron reclutados por Marcos Calarcá en la universidad Autónoma de México. Su presencia en Ecuador fue coordinada por María Augusta Calle y un terrorista ecuatoriano abatido en el bombardeo de nombre Franklin Aizalla.

     5. Un ministro de apellido Larrea era el enlace directo de Correa con las Farc, e inclusive avanzaba el acuerdo de una reunión de Correa con Tirofijo, Reyes y Cano en la selva ecuatoriana.

      6.  Los carteles del narcotráfico ecuatoriano, entregaban dinero a la campaña de Rafael Correa y a las Farc.

   7. Existía desde entonces una organización terrorista internacional denominada Coordinadora Continental Bolivariana, ideologizada por Cuba, financiada por Hugo Chávez, gerenciada por Narciso Isa Conde, operativizada por los gobiernos izquierdistas de Ecuador, Venezuela, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Brasil Nicaragua y la dictadura cubana; encargada de legitimar a las Farc en todos los escenarios políticos posibles en los cinco continentes, con el fin de rescindirles le rótulo de terroristas.

Respecto a Nicaragua, El Salvador y Cuba quedó claro que:

      1.  Daniel Ortega oculta en Nicaragua a importantes células terroristas de las Farc y facilita su territorio para que allí realicen transacciones derivadas del narcotráfico, el lavado de dinero y el tráfico de armas.

     2.   Los embajadores de Nicaragua destacados en Cuba, estaban en contubernio con la dictadura castrista, dedicados a buscar legitimación diplomática del plan estratégico de las Farc.

    3.   Daniel Ortega se había comprometido con Raúl Reyes e Iván Márquez a enviar un cargamento de fusiles de fabricación soviética con destino a las Farc.

    4.  Funcionarios diplomáticos nicaragüenses estaban coordinando con sus similares venezolanos, la adquisición de misiles tierra-aire, para dotar a las cuadrillas de las Farc que ansiaban este tipo de armas para derribar aeronaves militares colombianas.

    5.  El terrorista desmovilizado salvadoreño Luis Merino alias Ramiro, es el enlace permanente de Rodrigo Granda en El Salvador, y duró muchos años dedicado a ayudar a conseguir fondos para financiar las actividades criminales de las Farc.

      6.  Desde El Salvador y Nicaragua, los cómplices de las Farc se enlazaban con miembros de las Farc y carteles del narcotráfico para administrar activos y recursos de las Farc escondidos en Costa Rica. Inclusive una pareja de españoles cómplices del terrorismo internacional que estaban camuflados como docentes retirados en San José de Costa Rica, fueron sorprendidos con una ingente cantidad de dólares producto del narcotráfico y el secuestro, que los terroristas escondían en ese país.

      7.   Igual que los gobiernos de Venezuela y Ecuador más la dictadura cubana, el régimen sandinista de Ortega en Managua planeaba conferir estatus de beligerancia a las Farc, abrirles embajadas y oficinas diplomáticas y reconocerlos como un ejercito revolucionario en formación de un nuevo Estado en Colombia.

     Por otra parte, en los documentos relativos a la complicidad de Ignacio Lula Da Silva y su gobierno comunista con las Farc, que inexplicablemente el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez no quiso publicar, sino que les conservó bajo perfil y de manera discreta los entregó al propio Lula para que este “investigara”, quedó claro que:

     1.  El terrorista Oliverio Cadena de las Farc vive en Brasil cobijado por leguleyadas jurídicas de Lula y desde allí organizaba en asocio con el PT, foros, seminarios, talleres y actividades políticas de reconocimiento a las Farc como grupo beligerante.

     2. Cinco ministros del despacho de Lula y un fiscal federal adscrito al PT, desarrollaban permanente labor política y diplomática para legitimar a las Farc y ayudarles a conseguir recursos.

      3.  Tal como lo había denunciado la revista brasileña Veja, las Farc aportaron una millonaria suma de dólares para financiar la campaña presidencial de Lula y otros dirigentes federales del PT.

      4.  Hubo pruebas de un intenso intercambio epistolar entre los cabecillas de las Farc y Raúl Reyes.

    5. En diversas oportunidades algunos funcionarios oficiales del gobierno Lula viajaron hasta Ecuador a reunirse con Raúl Reyes para coordinar acciones políticas contra Colombia en diversas instancias internacionales.

    Asimismo, la voluminosa documentación electrónica hallada en los dispositivos incautados en la guarida de Reyes, demostraron la presencia de terroristas originarios de diversos países del mundo integrados a las Farc; los nexos de los narcos bolivianos cercanos a Evo Morales con la etnia aymará y las Farc; la doble moral del obispo rojo Lugo en Paraguay, el descarado contubernio del partido comunista argentino con las Farc, el reclutamiento permanente de estudiantes chilenos y miembros de la etnia mapuche por parte de un sujeto de apellido Olate, que eran entrenados como terroristas por las Farc en Venezuela y Ecuador.

     Además, se comprobó la participación de las Farc en varios secuestros extorsivos en Paraguay, el asesinato de la joven Cecilia Cubas, nexos con terroristas islámicos y kurdos, contactos permanentes con comunistas españoles, etc.

    En el orden interno del orden público dentro del país quedó claro que por orden de los terroristas Pablo Catatumbo y Alfonso Cano, las Farc asesinaron a sangre fría a los 11 diputados del Valle; que algunas “organizaciones sociales de usuarios campesinos” en realidad son los integrantes del partido comunista clandestino y cómplices locales de las Farc en cada región, que los hijos de los cabecillas viven a cuerpo de rey en Europa con dineros obtenidos del narcotráfico, la extorsión y el secuestro; que no se ha roto el cordón umbilical partido comunista colombiano-Farc, y que la intención integral del plan estratégico de las Farc, es y sigue siendo, la toma del poder político, por medio de la combinación de las formas de lucha.

     Lastimosamente ese tesoro documental probatorio contra los complotados, fue mal manejado por el gobierno Uribe que se dedicó a publicarlo a cuenta gotas, sin haber hecho lo correcto, que era pedir a los parlamentos de Ecuador y Venezuela de mayoría oficialista, que investigaran a Correa y Chávez. Por ende y como eso no prosperaría en esas sedes legislativas, por tratarse de cómplices y copartidarios de los dos mandatarios pro terroristas, se habrían podido radicar las denuncias en la Corte Penal Internacional.

    Como hubo mal manejo de las pruebas, Correa pasó de delincuente a víctima. Pidió que le entregaran las pruebas, y de remate los politizados magistrados de la Corte Suprema de Justicia, mas interesados en cobrar cuentas por problemas personales al presidente Uribe, urdieron la leguleyada que esas pruebas no eran válidas porque Colombia las extrajo de territorio ecuatoriano, sin haberlas tramitado por canales diplomáticos del gobierno de Correa.

    Poco tiempo después, murieron Tirofijo, Iván Ríos, Jojoy y Cano. En algunos de esos casos el ejército colombiano incautó otros computadores y documentos que corroboraban que todo lo hallado en los computadores de Reyes era cierto y que en consecuencia se debería actuar contra los complotados nacionales e internacionales.

     Pero el nuevo gobernante Juan Manuel Santos, estaba más interesado en ser distinguido con el Premio Nobel de Paz que en la defensa nacional de Colombia, y para remate contó con la complicidad del lenguaraz y sesgado fiscal general Eduardo Montealegre Lynett. Entonces, nunca hubo acción decisiva para encarcelar a los complotados con las Farc contra Colombia. Las pruebas siguen ahí guardadas en empolvados anaqueles de la por siempre ineficiente justicia colombiana.

     Once años después de la muerte de Raúl Reyes y del hallazgo del mayor tesoro informativo de las Farc, pues hasta los terroristas Tirofijo y Pastor Alape reconocieron que habían quedado al descubierto todos los secretos de las Farc, las verdades acerca del emporio delictivo de las Farc y su cómplices siguen sin ser reveladas en su totalidad, con la circunstancia agravante, que una cadena de errores geopolíticos incluido el pacto Farc Santos, solo han servido para que los comunistas armados y desarmados del continente, sigan empeñados en instaurar en Colombia, un régimen similar al cubano, porque “juraron vencer”.

     Así, las cosas, las Farc lograron ubicar a 10 terroristas en el congreso de la república, instaurar una justicia sesgada a sus intereses, mintieron en la supuesta entrega de armas, no entregaron los menores de edad, se apropiaron del control geopolítico de 26 “zonas liberadas” denominadas espacios territoriales para la paz, conservaron mas del 50% de sus cuadrillas armadas con la farsa que son disidencias, se apropiaron de la representación social y política de los productores de coca, se apoderaron del control de la “protesta social” en las zonas de su tradicional influencia, nunca entregaron la totalidad de sus bienes y recursos financieros, lavaron la imagen de sus cómplices enquistados en altas posiciones oficiales, continúan dedicados al narcotráfico, están metidos de lleno en la “defensa armada de la revolución chavista en Venezuela”, y .. la lista sigue.

     Vistos los hechos, la brillante operación militar que condujo a la muerte de Raúl Reyes en territorio ecuatoriano, sirvió para afectar en un momento crítico de la guerra, la voluntad de combate de las Farc, pero por erróneo manejo político-estratégico y por la consuetudinaria miope visión geopolítica de la dirigencia de turno, el tesoro informativo hallado en la guarida de Reyes sigue sin ser explotado a favor de Colombia, mientras que las Farc si han aprovechado ese tiempo para seguir refinando su plan estratégico.

       Es la triste realidad de la diferencia entre quienes siempre han tenido un concepto integral de la lucha y quienes han aprovechado los cargos públicos y la sangre de soldados y policías para hacer vanidosa politiquería individualista.

 

     Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

     Especialista en defensa nacional, estrategia y geopolítica

     www.luisvillamarin.com

      El coronel Luis Alberto Villamarín es autor de 35 libros y cerca de 1700 artículos relacionados con los temas de su especialidad. Miembro de varias academias de historia y presidente fundador del Centro de Geopolítica Colombia.

 

6.        

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Banner

BLA BLA BLA

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©