Terroristas que secuestraron a periodistas ecuatorianos son parte del Plan Estratégico de las Farc

Publicado: 2018-04-09   Clicks: 971

     Análisis del conflicto colombiano

    Los terroristas que tienen secuestrados a tres periodistas ecuatorianos, son el brazo armado del recién creado partido político de las Farc. Se trata de una habilidosa estratagema en la que los cabecillas del grupo terrorista se convierten en congresistas para buscar desde los estrados legislativos avanzar hacia el socialismo del siglo XXI. En consecuencia tratan de obtener reconocimiento político negociando de igual a igual con el Estado ecuatoriano. El plan estratégico de las Farc es un asunto internacional adscrito al Foro de Sao Paulo, por lo tanto debe ser concebido así y combatido como tal, expresó vía telefónica desde Bogotá el coronel de la reserva activa del Ejército Luis Alberto Villamarín Pulido en entrevista con la emisora Radio Democracia de Quito Ecuador, el 9 de abril de 2018 en horas de la mañana.

    A lo largo de la entrevista en la que participaron los generales ecuatorianos Ernesto González y Ernesto Domínguez, asi como el periodista José Hernández en la sede de la emisora radial en Quito, el coronel Villamarín aportó a la interesante discusión analítica, lo siguiente:

     1. La frontera colombo-ecuatoriana es muy porosa. Los límites están en el terreno pero no en las mentes de los habitantes de ambos países que pasan de un lado a otro, por múltiples puntos. Es algo casi imposible controlar por ambos países debido a la configuración topográfica de la región y a la creciente presencia de delincuencia multiforme en el sector.

    2.  Ha habido una actitud oportunista y sin sustento objetivo por parte de algunas personas, que para eludir la responsabilidad de ambos Estados, aducen que Colombia no hace nada en la frontera para evitar que los terroristas y los delincuentes pasen a Ecuador.

     3. Hay cultivos de coca en ambos lados de la frontera. Más en Colombia que en Ecuador, pero es necesario entender que para los delincuentes no hay fronteras sino territorios donde puedan delinquir. Coincidencialmente esa es la mentalidad de los comunistas armados y desarmados de ambos países, que consideran justa la acción terrorista del Eln y las Farc.

     4. Ecuador no puede aducir que el problema es novedoso y que los terroristas colombianos llevaron la delincuencia a su país. En los computadores del abatido cabecilla terrorista Raúl Reyes quedó comprobado que un sector radical izquierdista de  Alianza País afín al entonces presidente Rafael Correa estaba aliado con las Farc. Que la diputada María Augusta Calle recibió a varios terroristas internacionales e inclusive organizó un evento con ellos en el Agora de Quito, que Franklin Aizala amante de una terrorista colombiana, era un ecuatoriano integrante de las Farc, y que por medio del ministro Larrea, el gobierno de Rafael Correa había dado carta blanca a las guerrillas para organizaran núcleos de orientación comunista, afines a la expansión de la revolución bolivariana chavista y en apoyo de las Farc y el narcotráfico en la frontera binacional.

     5. Raúl Reyes fue abatido en una zona rural de Angosturas en la provincia de Sucumbíos a dos kilómetros de la frontera colombo-ecuatoriana. La guarida quedaba ubicada en terrenos que al parecer eran propiedad del general ecuatoriano y confeso comunista René Vargas, con quien los cabecillas de las Farc se reunieron varias veces.

     6. Colombia no invadió a Ecuador ni agredió al pueblo ecuatoriano como maliciosamente quiso argumentar Rafael Correa para eludir su responsabilidad por la complicidad de su gobierno y de algunos de sus copartidarios con las Farc. Colombia atacó una guarida terrorista de las Farc que era consentida por Rafael Correa en territorio ecuatoriano.

      7. El gobierno de Rafael Correa demandó al de Colombia para que se suspendiera la fumigación con glifosato en la frontera binacional, aduciendo daños al ecosistema y a los ecuatorianos. En la práctica Correa pretendía con esta medida que el gobierno colombiano no afectara las finanzas de sus socios de las Farc, pues en cabeza de Hugo Chávez, los mandatarios comunistas de varios países en ese momento, creían que las Farc ya estaban maduras para tomarse el poder en Colombia y que Bogotá pasaría a ser dominio de la dictadura cubana y el socialismo del siglo XXI.

       8.  La actitud de Correa siempre fue agresiva e irrespetuosa contra Colombia. El día de su posesión intencionalmente dispuso izar una minúscula bandera de Colombia al lado de los pabellones de los países de los gobernantes asistentes. De manera reiterativa y para ocultar su complicidad con los terroristas, aducía que Ecuador no limitaba por el norte con Colombia sino con las Farc. De remate, nunca se vio ningún compromiso de su parte para evitar que el narcoterrorismo comunista se extendiera hacia su país. Por el contrario, maniató a las fuerzas armadas ecuatorianas y generó muchas dudas de que estas pudieran ayudar a las fuerzas militares colombianas para erradicar de manera conjunta un problema que es conjunto, pues entre otras cosas, en las Farc militan varios terroristas ecuatorianos.

     9.  El presidente Santos es muy responsable del espurio pacto que firmó con las farc luego de un intenso periodo de imposiciones de los terroristas a los delegados del gobierno colombiano en la mesa de conversaciones en Cuba.

    10. Es necesario reconocer que ni las fuerzas militares colombianas  ni las ecuatorianas, hicieron una evaluación profunda de los alcances del pacto Farc-Santos. Pese a que al casa del vecino se incendiaba, no se hicieron valoraciones geopolíticas, estratégicas, de defensa nacional o de defensa continental, para anticiparse a los hechos y advertir que los terroristas estaban tejiendo la estratagema de dejar supuestas disidencias en sectores de influencia histórica de las Farc, con el fin de legitimar disidencias.

     11. Es improbable que los terroristas que tienen secuestrados a los tres periodistas atenten contra las vidas de sus rehenes. La razón es sencilla: Son las joyas de la corona, que los cabecillas de las Farc necesitan para mantenerse haciendo política desde el Congreso colombiano mientras su brazo armado es legitimado al negociar con un gobierno vecino, pero claro está, sin reconocer que son un solo conjunto. Es  parte del Plan Estratégico del grupo criminal.

      12. Aunque la negociación sugerida por algunos sectores de la iglesia católica ecuatoriana, apoyada por pacifistas y pedida a gritos por una población como la ecuatoriana que nunca antes había sentido el flagelo del terrorismo comunista en esta dimensión, es recomendable pensar primero en la integralidad del Estado, la legitimidad de  todas las autoridades, y la configuración de plan B concebido como un espectacular e incruento rescate militar, verbigracia Entebbe en Uganda, Chavín de Huantar en Perú, Gran Sasso en Italia, Jaque y Camaleón en Colombia.

      13.  Ceder ante el chantaje de los terroristas que tienen secuestrados a los tres periodistas, podría ser la cuota inicial de nuevas y peores acciones contra la institucionalidad ecuatoriana, pues desafortunadamente este es un problema que se creció, que afloró muy fuerte y que se proyecta para permanecer a largo plazo.

      14. La realidad del problema implica que en el futuro los gobiernos de los dos países, unan todos los esfuerzos de inteligencia militar, coordinaciones de seguridad y desarrollo de planes conjuntos de desarrollo socio-económico a ambos lados de la frontera para minimizar la actividad delictiva. Actuar aislados o responsabilizar al vecino de lo que se hizo o se dejo de hacer en cada territorio, solo favorece a los terroristas.

El coronel Luis Alberto Villamarín Pulido es especialista en defensa nacional, geopolítica y estrategia. Sus más recientes obras tituladas Pacto Farc Santos y El cartel de las Farc Volumen III, tiene como tesis central la incidencia del narcotráfico en los impredecibles logros políticos que alcanzó el grupo terrorista en Cuba, el estricto desarrollo de su plan estratégico y la incidencia del narcotráfico en los proyectos a mediano y largo plazo de las Farc en torno al “gobierno de transición” hacia el comunismo en  Colombia.

 


 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Banner

BLA BLA BLA

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©