Las relaciones entre Colombia y Rusia no pasan por su mejor momento

Publicado: 2022-04-19   Clicks: 116

   Putin apoya a terrorstas contra Colomba   

       Geopolítica de Colombia

       Tomado del diario El Tiempo, 18 de abril de 2022

      El reciente cruce de declaraciones entre Bogotá y Moscú en la ONU y las declaraciones que hizo en EL TIEMPO el presidente Iván Duque son una muestra clara que el choque entre ambos países ha escalado durante los últimos meses.

     “Rusia no tiene autoridad para hablarle al mundo ni de paz ni de consolidación de la paz. Lo que Rusia está realizando es un genocidio brutal contra el pueblo ucraniano, que merece toda la sanción y que merece todo el rechazo de la comunidad internacional. Así que nosotros seguiremos manteniendo nuestra posición fuerte y diáfana para que este genocidio pare cuanto antes”, aseguró Duque en diálogo con este diario.

La declaración fue una respuesta a las palabras del pasado 12 de abril, en el Consejo de Seguridad de la ONU, de Vasili Nebenzia, embajador de Rusia ante Naciones Unidas, quien criticó la implementación del acuerdo de paz en Colombia.

Nebenzia advirtió al tomar la palabra que “otros le van a decir bonitas palabras y evitar cuestiones peliagudas, pero nosotros decimos la verdad y no vamos a disimular nuestra cada vez mayor inquietud con el proceso de paz”.

El embajador ruso dijo que los problemas son crecientes, y que el Gobierno de Colombia no es capaz de garantizar el descontrol del narcotráfico, la influencia de grupos criminales, los ataques contra los participantes en el proceso de paz.

Al ser preguntado por EL TIEMPO sobre si se puede llegar al extremo de romper relaciones con ese país, el presidente Duque dijo: “Rusia, al estar cometiendo este genocidio, ha roto relaciones con la comunidad internacional; ellos mismos se han aislado de la comunidad internacional y, en este momento, es inviable cualquier tipo de relación con un país que está cometiendo semejantes actos brutales, descarnados y atropellos que constituyen crímenes de guerra y de lesa humanidad”.

La declaración, aunque no habla de romper directamente las relaciones entre ambos países, sí da pistas de que la diplomacia entre ambos países está en cuidados intensivos.

EL TIEMPO habló con analistas sobre qué se puede esperar ante el rifirrafe entre Bogotá y Moscú.

¿Qué puede pasar en las relaciones bilaterales?

Para el analista Mauricio Jaramillo, quien es profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario, no es imposible que Colombia y Rusia rompan relaciones. Sin embargo, para él es algo poco probable que ocurra.

“Creo que el gobierno (de Colombia) podría congelar la relación. Se va a mantener, pero van a seguir las alocuciones en contra de Rusia”, dijo. El académico explica que una ruptura de relaciones entre ambos países es muy costosa para ambas partes y el restablecimiento de las mismas suele ser algo complejo.

De llegarse a producir este escenario, Jaramillo opinó que el aspecto más afectado sería la cooperación entre ambas naciones. “Puede haber un coletazo, no solamente por el tema de visados (los colombianos no necesitan visa para viajar a Rusia), sino por los estudiantes. Históricamente, Rusia ha sido un destino para algunos de ellos, especialmente para los de ciencias exactas”, agregó.

“Tener mala relación con un miembro permanente, cuando hay una misión del Consejo de Seguridad para verificar el posconflicto puede llegar a tensionar nuestras relaciones con ese órgano. Tendríamos un contradictor permanente en un Consejo donde necesitamos muchas veces necesitamos apoyo para temas de posconflicto”, acotó Jaramillo.

En contraste, el analista internacional Luis Alberto Villamarín Pulido dijo que el rompimiento de relaciones es un escenario factible.

“Son muchos hechos inamistosos de parte de Rusia contra Colombia bajo la égida de Putin, que ponen las cosas en ese indeseable contexto. No suma ni resta para la proyección geopolítica de Colombia, ser socio diplomático o comercial de un régimen autocrático, cuyos intereses geopolíticos incluyen sabotaje, subversión y espionaje contra la integridad y soberanía colombianas”, apuntó.

Sobre los efectos que tendría un rompimiento con Moscú, Villamarín concluye que el comercio bilateral entre ambos países, otro de los aspectos claves en este análisis, es muy limitado. “Hay un equipo militar que Rusia vendió a Colombia, pero en caso de una cesación de relaciones diplomáticas, se podría tercerizar, mientras gradualmente se renueva el parque de helicópteros para transporte militar, vendidos por Rusia a Colombia”, concluyó.

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©