Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Colombia necesita mas helicópteros arpia para derrotar el terrorismo

  • PDF

 

    Análisis del conflicto colombiano

    En entrevista telefónica con la periodista Maria Victoria Correa del periódico El Colombiano de Medellín, el coronel Luis Alberto Villamarín explicó las razones por las cuales las Fuerzas Militares necesitan helicópteros Arpia de última generación, para combatir el terrorismo y para garantizar la seguridad nacional de potenciales agresores externos.

  Este es el texto del artículo de la señora Correa:

  La nueva flota de Arpías IV que fue presentada por la Fuerza Aérea Colombiana hace unas semanas no solo fue aplaudida por su precisión y alta tecnología, sino que también dejó interrogantes en los analistas y expertos militares quienes se preguntan por qué en la era del posconflicto las Fuerzas Militares insisten en armarse con 12 helicópteros diseñados para el combate.

El general Guillermo León León, comandante de la Fuerza Aérea, ha explicado que con estos helicópteros se mejorarán las condiciones de precisión, al contar con unos mejores equipos optrónicos para la observación de los objetivos y para la vigilancia y el reconocimiento. “La seguridad siempre es una preocupación de cualquier país, sea cual sea su situación. Este helicóptero nos sirve para cualquier espectro de amenazas que tengamos, sean amenazas internas o externas. Será siempre un elemento importante en nuestra lucha contra el narcotráfico, para las misiones de cuidar la infraestructura de petróleo y de energía”, explicó el oficial.

Los cuestionamientos

A pesar de que los analistas coinciden en que efectivamente los Arpía IV son unos aparatos poderosos, no dudan en cuestionarlos. Álvaro Sequera Duarte,experto en derecho internacional aeronáutico y catedrático de la Universidad Militar Nueva Granada, explicó que considera que no se necesita gastar tanta plata si el país está pensando en el posconflicto. “La inversión en esas aeronaves es muy alta y estamos pensando en la paz. Entonces estas inversiones van a quedar en el anaquel. Nosotros no debemos estar pensando en enfrentarnos a Venezuela ni a ningún país vecino, sino ir a adaptándonos para un proceso de posconflicto donde tengamos por ejemplo aeronaves para el transporte de carga”.

En ese sentido, agregó que si el país se arma a través de una política estatal es precisamente porque prevé que se alargue el conflicto interno. “Considero que el país debe estar pensando es en una política de paz. No podemos pensar en un acuerdo de paz y armarnos hasta los dientes. Si estamos pensando en paz debemos ser coherentes”.

Andrés Úsuga, abogado experto en temas militares, explicó que la defensa en este momento no está comprometida porque el país no tiene ninguna amenaza externa. “Creo que se han confundido funciones y terminaron las Fuerzas Militares ejerciendo funciones policiales, combatiendo temas de orden público y de narcotráfico. Hay que preguntarse si estamos dispuestos a sacrificar defensa o estamos haciendo un pacto para sacrificar seguridad”.

El experto explicó que aún teniendo una amenaza externa como Nicaragua, hay que evaluar cómo ayudan unos Arpías en ese tipo de amenaza “porque si se van a utilizar desde una plataforma naval para hacer bombardeo, pues ahí es válido, pero eso no lo han contado. Y eso sería un tema de Armada y no de Fuerza Aérea. Otras amenazas que podemos tener, por ejemplo, son con Venezuela y Ecuador, pero esas guerras serían de infantería, de soldados”. Agregó que considera que si las Fuerzas Militares se están preparado es porque se están dando cuenta que la paz no llegará.

Por último, el coronel (r) del Ejército Luis Alberto Villamarín Pulido, analista de asuntos estratégico, subrayó que el hecho de que se hable de negociación de paz para que la guerrilla se desarme “no quiere decir que el Estado se tiene que desarmar. Mucho menos cuando tiene amenazas exteriores. Colombia necesita toda la tecnología y toda la fuerza para hacer ejercer su soberanía”.