Fracaso Operacional en Segovia Antioquia, podría reflejar inadecuado empleo de las Fuerzas Especiales del Ejercito

Publicado: 2024-02-23   Clicks: 243

Fuerzas Especiales del Ejército de Colombia

Las Fuerzas Especiales son unidades elite o minorías selectas dentro del contexto de las Fuerzas Militares de todos los países en el planeta.

 Su empleo operacional obedece siempre a objetivos de alto valor. No a misiones de rutina. Ni mucho menos, a deseos publicitarios del gobierno de turno, verbigracia el poco claro hallazgo de los niños indígenas en la selva del Guaviare.

La muerte de cinco soldados y las graves heridas a otros seis integrantes de las Fuerzas Especiales del Ejército, en Segovia, Antioquia, en febrero de 2024, producto de una emboscada del Clan del Golfo, indican dos puntos concretos:

1. Es el comandante del Ejército, quién debe tener el mando y control de las Fuerzas Especiales. Nadie mas. Si se requieren unidades de comandos especializados de la Armada o la Fuerza Aérea para efectuar determinada operación, o para el funcionamiento organizacional de esas unidades, tales comandos deben llegar en agregación al Ejército.

2. El mando del Comando de Operaciones Especiales CECOES contra grupos criminales, debe ser ejercido por un oficial del Ejército.

 Por su formación profesional y experiencia militar, los oficiales de la Fuerza Aérea tienen y aplican correctamente capacidades y misiones muy útiles para unidades terrestres tales como reconocimientos, interceptación de aeronaves, ametrallamiento, bombardeos, etc, pero no están entrenados para ejercer el comando y control de tropas terrestres, máxime en maniobras típicas de contraterrorismo rural sobre áreas generales y no sobre objetivos exactos, como ocurrió en Segovia.

Los fracasos operacionales de todas las Fuerzas Militares del mundo, se resumen en imprevisión, impreparación de cuadros de mando, uso inadecuado del poder de combate en la hora y lugar decisivos, erróneas apreciaciones de situación, desconocimiento del ambiente operacional, inadecuada interpretación del poder relativo de combate del adversario, inexperiencia en misiones específicas que requieren idoneidad concreta y muchos yerros más.

Parece que esos aspectos sumados al manejo politiquero que desde la presidencia y el Ministerio de Defensa se ha venido dando al empleo del Comando Especial de Operaciones Conjuntas, hizo metástasis en este lamentable suceso de Segovia.

Tan execrable error no se remedia con Cantinfladas del mindefensa anunciando bombardeos, en los que definitivamente no se puede bombardear nunca.

Se corrige actuando de acuerdo con la doctrina militar y las capacidades reales de cada componente.

Las Fuerzas Especiales cumplen misiones especiales, y las comandan oficiales especializados. Perder un soldado en combate es una enorme afectación para cualquier comandante, pero perder un comando terrestre de Fuerzas Especiales en combate, es un golpe demoledor y difícilmente superable.

Es hora de revisar y reorientar el empleo de las Fuerzas Especiales en operaciones, que de paso sea dicho, sin apoyo de fuego aerotáctico nunca serán efectivas. Ni siquiera marcarán la diferencia de unidades élite.

Teniente coronel Luis Alberto Villamarin Pulido

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©