Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

¿Cuál es el propósito del lanzamiento de la bomba GBU-43 MOAB en Afganistán?

  • PDF

       Geopolítica

      Cover El cartel Farc (I)Al inicio de la semana mayor de los cristianos, el gobierno de Estados Unidos sorprendió al mundo con el lanzamiento de una bomba no nuclear, identificada como  GBU-43 MOAB, sobre el área general de Tora-Bora, reconocida zona de refugio histórico de los rebeldes en las permanentes  guerras sucedidas en Afganistán.

      Como el hecho sucedió al mismo tiempo que naves de guerra de la marina estadounidense se posicionaron frente a las costas de Corea del Sur en advertencia directa a China y su títere Corea del Norte, así como el bombardeo quirúrgico sobre la base aérea Siria protegida por Rusia, surgen cientos de especulaciones en las redes sociales, los medios de comunicación y en los conceptos de quienes opinan acerca de la geopolítica internacional.

     Porque algún funcionario del Pentágono calificó estas acciones militares estadounidenses como tácticas, el concepto se multiplicó de inmediato entre los “analistas” como una verdad revelada.

     Pero si los hechos se revisan a la luz de la estrategia, la geopolítica y la seguridad mundial, las tres decisiones del gobierno Trump, son del más alto nivel político-estratégico, pues encarnan una seria advertencia a Rusia y China que si siguen torpedeando en el campo diplomático de la ONU, o en el terreno con el calculado padrinazgo a la latente amenaza de los intereses de Estados Unidos en el Lejano Oriente y el Medio Oriente, la opción militar pasará a primer plano, con las impredecibles consecuencias que ello encarna.

     Hechas estas precisiones, queda claro que al bombardear y destruir con una poderosa arma no nuclear un complejo enclave de túneles y cavernas, dentro de las cuales los guerrilleros afganos han combatido todas las guerras desde hace siglos, Estados Unidos apostó por partida múltiple:

     1. Atacó a Isis que con la complicidad de los servicios de inteligencia pakistaníes conocidos por la sigla ISI; se ha posicionado con amplio apoyo en Afganistán, dentro de un  territorio que era de dominio exclusivo de los talibán y de Al Qaeda.

     2.Como el ataque ocurrió sobre objetivos ubicados en zona limítrofe de Afganistán con Pakistán, donde también hay cuevas, túneles y extensas redes de apoyo al yihadismo sunita de Al Qaeda, los Talibán e Isis; Trump anunció a Pakistán que si sus servicios de inteligencia no cesan el apoyo a los terroristas islámicos, la fuerza aérea estadounidense irá con armas similares a atacarlos y desalojarlos de esas guaridas.

       3. Advirtió a Corea del Norte que a la Casa Blanca no le importa que China mueva los hilos ocultos del arrogante desafío de Pyongyang contra Corea del Sur Japón y Estados Unidos, sino que en cualquier momento muchas bombas similares o más fuertes pueden caer sobre las instalaciones nucleares norcoreanas, máxime que ya Trump anunció que Norcorea recibirá una respuesta, si continúa su agresiva actitud belicista.

       4. El bombardeo sobre las cuevas y túneles de Tora Bora, lleva implícita la advertencia a Irán y Rusia, para que suspendan definitivamente el proyecto nuclear que a pesar del acuerdo alcanzado con Obama, siguen desarrollando en instalaciones subterráneas ubicadas en túneles y cavernas iraníes, aunque mejor reforzadas y técnicamente construidas por la teocracia chiita.

      En síntesis, en términos de estrategia militar, de geopolítica y de defensa nacional, el lanzamiento de la bomba  GBU-43 MOAB sobre Tora Bora, no tiene nada de táctico, sino que se podría ubicar dentro de los canales de un reconocimiento en fuerza, un ataque inicial sobre objetivos de retaliación inmediatos, una calculada operación de guerra sicológica mediante el uso de la fuerza, así como una invitación clara y directa a los países de la Otan, para que afinen todo su arsenal, en la medida que los aludidos reaccionen.

      Tal decisión no pudo ser ni apresurada, ni la calenturienta por impulso emociona del “policía del mundo”. Fue un hecho trascendental que debió haber surtido todo el proceso de depuración propio del procedimiento de comando del más alto nivel del Estado Mayor Conjunto y de lo que los periodistas llaman comités de crisis cuando se toman decisiones trascendentales en la política internacional del Estado.

      En consecuencia, si esa decisión se tomó, es porque preexiste información de inteligencia precisa, acerca de las capacidades de más probable adopción por parte de China, Rusia, Irán, Corea del Norte en el orden regular y de los yihadistas en el ámbito irregular del terrorismo contra objetivos estadounidenses dentro y fuera del país.

     Así mismo, lleva implícito el mensaje para Israel, que no está solo y que Estados Unidos no toleraría ninguna acción agresiva de la teocracia iraní contra el odiado Estado Judío, al que desea desaparecer de la faz de la tierra.

      Tal realidad impone las más cautas y prudentes decisiones político-estratégicas de todos los implicados, pues la contundente pero ya necesaria respuesta de Estados Unidos a la política coactiva y amedrentadora contra Occidente por parte de Rusia con sus aliados en Irán y Siria, o, de China por medio de su títere Corea del Norte, tiene una enorme carga de guerra política y de guerra sicológica, similares a las utilizadas por Pekín y Moscú durante la guerra fría, cuando se pretendió extender el comunismo mediante la estrategia del terror, la amenaza, el sabotaje y el padrinazgo directo o indirecto a todas las formas de terrorismo anti-occidental.

       Por razones elementales de estrategia, se esperarán respuestas políticas, estratégicas y militares de los afectados, que por su naturaleza pondrán la paz mundial en vilo, pues sin ser alarmistas sino realistas, el tablero de ajedrez geopolítico mundial, señala una serie de alianzas por necesidad que por desgracia pudieran amplificar de manera impredecible un conflicto singular, derivado de la estrategia del terror apuntada por Rusia y China, o de las impostergables respuestas de fuerza por parte de Estados Unidos y sus hasta ahora silenciosos aliados.

 

     Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

      www.luisvillamarin.com

       Especialista en Defensa nacional, Geopolítica y Estrategia

El coronel Luis Alberto Villamarín Pulido es analista de asuntos estratégicos, autor de 31 libros acerca de los conflictos internacionales, la geopolítica, la seguridad y la defensa nacional, cinco de ellos relacionados con el terrorismo islámico titulados Martes de HorrorNarcoterrorismo la guerra del nuevo siglo, Conexión Al Qaeda, Primavera Árabe e Isis-Estado Islámico. Además tiene en preparación la obra titulada Geopolítica del Terror.

     Para leer estas obras haga click sobre cada una de las siguientes portadas.

 

cover narcoterrorismo la guerra del nuevo siglo  cover conexión al qaeda  cover martes de horror


Lea más acerca de Ataque terrorista en Estocolmo tiene sello yihadista por Luis Alberto Villamarin Pulido