Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

ISIS el mas probable autor de ataque terrorista de año nuevo en Turquía

  • PDF

     Terrorismo internacional

   Cover Primavera ArabeEn geopolítica como en la vida normal de los seres humanos, por regla general lo que comienza mal termina mal. Tal parece ser el caso de la impositiva redistribución de fronteras hecha al finalizar la Primera Guerra Mundial, con lápiz rojo sobre un mapa, cuando las potencias europeas que derrotaron a los imperios centrales, se distribuyeron el antiguo imperio otomano e impusieron gobiernos títeres, que en algunos casos repercutieron en los llamados dictadores nacionalistas y luego en caldo de cultivo para el florecimiento del terrorismo islámico, la Primavera Árabe, la guerra fría Irán-Arabia Saudita, el conflicto israelí-palestino, las guerras de los árabes contra Israel, el reclamo kurdo de reunificar su nación distribuida a la brava en Siria, Turquia, Irán e Irak; el sueño turco de volver a ser imperio, la desmedida ambición rusa sobre el Asia Menor, el Medio Oriente, el sur de Europa y el mar mediterráneo y mucho más.

    Por razones geopolíticas y condiciones de orden geoestratégico, la aparente paz de Versalles, solo sirvió para alebrestar a los alemanes nazis que desataron la segunda gran guerra del siglo XX, a los nacionalistas árabes que piden respeto de su suelo sin injerencia europea o estadounidense, y la línea radical islamista, tanto chiita como sunita que promueve la guerra santa contra infieles judíos o cristianos y apóstatas musulmanes que no siguen estrictamente al profeta, y desde luego a kurdos y palestinos que reclaman territorialidad, gobernabilidad, independencia y vid acomo Estados.

    Dadas las condiciones geoestratégicas, y la ubicación geográfica, Turquía hasta 1918 área vital del imperio otomano, sirvió de teatro de operaciones para casi todas las complejidades de odios, de guerras, de conflictos y de intereses geopolíticos mundiales, regionales y locales confluyeran en su territorio, al extremo que pronto Estados Unidos le abrió las puertas como miembro de la Otán, Europa le ha ofrecido posibilidad de vincularla a la Unión, Israel ha tenido relaciones mas o menos equilibradas con Ankara, Arabia Saudita e Irán cada uno desde su óptica religiosa ve a Turquía como un enemigo, y con ocasión de la guerra civil en Siria, todos los actores implicados han tenido que ver con Turquía.

    Isis utiliza el suelo turco para mover petróleo de contrabando a menor precio y con esos recursos financia parte de su guerra, asimismo tiene redes de apoyo logístico y de inteligencia en Turquía que ayudan a las células de Isis a movilizar terroristas, cuidar heridos, pasar flujo logístico proveniente de Europa, lavar dinero, incrustar terroristas dentro de los desplazados que llegan de los países en guerra, además del apoyo financiero, militar y político de Erdogán a las milicias sirias financiadas por Estados Unidos y Europa que luchan por derrocar a Bashar Al Assad.

    Los kurdos turcos, casi todos afiliados al PKK o pertenecen o apoyan a la peshmerga, que es la guerrilla turca considerada terrorista por occidente, que reclama independencia kurda de Turquía además de tener nexos clandestinos con los kurdos sirios e iraquíes cuyas fuerzas armadas son financiadas y entrenadas por Estados Unidos y Europa.

    En ese orden de ideas, Turquía no hacía mayores esfuerzos para combatir a ISIS y la corrupción de algunos de sus funcionarios de seguridad en inmigración había dado un santuario a los yihadistas que además pretenden derribar a Bashar Al Assad, pero para extender la influencia geoestratégica del califato. Entre tanto los kurdos combaten a ISIS en Irak y Siria, pero los toleran en Turquía porque después que Estados Unidos forzó a Erdogan a combatir a ISIS y no a los kurdos turcos, tanto ISIS como el PKK quedaron en la margen opuesta del régimen turco.

    A esto se suma que como producto de su ambición geopolítica turca de extender fronteras a costa de la presumible desmembración siria, hubo roces entre Rusia que defiende a capa y espada a Siria y Turquía que busca lo suyo; después del derribo de un avión de combate ruso que ingresó a espacio aéreo de Turquía; Putín aprovechó la sangrienta represión del régimen dictatorial de Erdogan tras el fallido golpe de estado del verano de 2016, e hizo un poco duradero acuerdo, en el que los dos poderosos países promueven la esquiva paz en Siria.

    Este acuerdo, le costó la vida al embajador ruso en Turquía, donde un policía turco con orígenes sirios, decidió asesinar al diplomático ruso, como retaliación a la salvaje destrucción de la ciudad siria de Alepo, propiciada por la fuerza aérea rusa, que a costa de mantener en el poder a su socio Bashar Al Assad, ha asesinado a miles sirios entre quienes hay sunitas, cristianos, kurdos y unos pocos drusos.

    En síntesis, visto el ajedrez geopolítico de Turquía, es posible como en efecto ha venido sucediendo, que ocurran actos terroristas cometidos por milicias kurdas del PKK, yihadistas de Isis, milicianos anti-Al Asad en Siria, chiitas de Hizbolá dirigidos por Irán, guerrilleros comunistas maoístas que aun quedan en Anatolia, resentidos armenios que no olvidan la masacre turca de 1915-1916, enemigos políticos internos de Erdogan, o inclusive agentes de la inteligencia rusa, que como se sabe, no confían en Turquía, ni como eventual aliado, ni mucho menos como un  actor que se quedará de brazos cruzados frente a la obsesiva expansión geopolítica rusa hacia el Mediterráneo.

    Aunque el ataque terrorista de inicio de año, podría ser atribuido a cualquiera de los bandos enunciados, que desde luego tendrían razones y se podría “justificar desde su óptica particular”, el mas probable actor de este acto, es ISIS, debido a las siguientes razones:

     1.  El ataque fue realizado de manera sorpresiva contra un rentable objetivo propagandístico ocupado en su mayoría por turistas y ciudadanos occidentales.

      2.  La metodología del supuesto “lobo solitario” coincide con lo hecho en parís, Berlín, Orlando, San Bernardino y Bélgica.

     3.  Días antes de ocurrir el hecho, los yihadistas publicaron mensajes ordenando a sus células actuar en ese sentido.

     4. Es una forma de cobrar a Erdogan su “deslealtad” con ISIS y de paso de avanzar hacia el objetivo estratégico de ISIS de generar inestabilidad en toda la región y suplir progresivamente la autoridad local y regional con estructuras extremistas.

     5.  Es una invitación a los sunitas turcos, para que se una la lucha de ISIS y multipliquen las estructuras clandestinas de apoyo en todos los sentidos al Estado Islámico.

     6.  Es una forma de invitar a los sunitas sirios y las demás etnias perseguidas por Al Assad para que se unan a ISIS.

    7.  Es una forma violenta de decir a los gobiernos occidentales comprometidos en operaciones militares mediante la coalición que dirige Estados Unidos en Siria e Irak, que los yihadistas, no les perdonaran que sigan profanando el sagrado suelo del islam y asesinando musulmanes.

    8.  Es una voz más de aviso a Rusia, que su intromisión en Siria, les seguirá costando caro, comno en efecto ya sucedió con el derribamiento de un avión comercial ruso en el Sinaí, pero además un aviso que los musulmanes de Chechenia y otros países del antigua Unión Soviética donde hoy Rusia sigue cometiendo arbitrariedades, para vengar con sangre el sufrimiento de hermanos musulmanes. Y así, Isis garantiza mayor reclutamiento de adeptos e incentiva a otras células para que actúen en los cinco continentes contra los infieles occidentales.

Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

     Especialista en Defensa Nacional, Geopolítica y Estrategia

    www.luisvillamarin.com