Derrota de Gustavo Bolívar en Bogotá, confirmación abierta de pésima administración Petro

Publicado: 2023-10-30   Clicks: 737

Hay que ser claros, no ganó el mejor en Bogotá. Ganó el menos malo. Carlos Fernando Galán no es ningún estadista, ni el modelo de moralidad política local o nacional. Tampoco es un líder transformador, pues ha sido una especie de parásito, a la sombra del nombre y la tragedia del papá

Y como no había candidatos con claridad de manejo del Estado, el desespero de la ciudadanía, optó por votar por él, como cuándo 12 millones de colombianos votaron por el lunático bumangués, para que no ganara Petro, en esta ocasión votaron contra el estilo grotesco, irreverente y netamente comunista de Petro.

Quizás las razones para la victoria de Galán se deban a una conjunción de los siguientes factores:

1. El pésimo gobierno y la evidente corrupción de la administración de Claudia López, que de manera desordenada tiene la ciudad colapsada y llena de inconclusas obras civiles, que corroboran más ineficiencias que planeación.

2. La obstinación de Petro para convocar vándalos a destruir el país, ideologizando toda actividad de su cuestionado gobierno.

3. La terquedad de Petro con los cambios de evidente fomento a la corrupción en la construcción del Metro.

 Tema que además ideologizó con la peligrosa intromisión de los chinos, promotores de la podredumbre en contratación pública en los países donde meten la nariz.

4. La rampante inseguridad en todo el país y en este caso la capital del país.

5. La clara relación orgánica de Gustavo Bolívar con los vándalos que destruyeron parte de la ciudad cuando Petro y los demás complotados, se empeñaron en tumbar al gobierno de turno

6. El temor generalizado de los bogotanos, por la permanente ideologización comunista de Petro contra la empresa privada y las Fuerzas Militares, sumado a su abierto desconocimiento a la institucionalidad.

6. La estupidez del petrista Camilo González Posso, acordando con los terroristas de las Farc al pactar a espaldas del país, llevarlos a iniciar las elecciones en el Cauca, hecho que corrió como un raudal sicológico en todo el país.

A partir de ese hecho, los colombianos presentimos que Iván Mordisco manda más que Petro y que si ganará Bolívar en Bogotá, sería el espaldarazo para terminar la entrega del país a los terroristas, que ya tienen uno en la presidencia y varios en el congreso

7. Las dudas razonables que hay de la evidente inmersión de dineros oscuros y superación de topes financieros en la campaña que dio el triunfo a Petro, incidieron en que la incertidumbre se ensoñereara en el electorado capitalino.

 

Prueba de ella es que casi un millón y medio de electores, sin ser galanistas, ni tener credibilidad total en el populismo de Carlos Fernando Galán, le apostaron a toda costa porque no fuera Bolívar ni tampoco el desfasado Oviedo.

Y de remate muchos de los engatusados que en 2022 votaron por Petro en Bogotá, está vez le voltearon la espalda al populismo, la corrupción y la polarización.

Mucho menos votarían por Robledo, fiel reflejo de la eterna corruptela de la izquierda, que lo único que sabe hacer es denigrar y destruir. Le falló la maquinaria al camarada Robledo, que anda muy resentido porque Petro no le dio el ministerio de Minas.

Con la victoria de Galán, ganan Cesar Gaviria y su cohorte de corruptos, que ansiosos de regresar al palacio de Nariño en el 2026, no escatimarán esfuerzos para buscar empatías con Petro y con Galán.

Pero lo más obvio es que los comunistas encabezados por Petro, se propondrán a hacerle ingobernable el periodo a Galán.

La razón es sencilla. Galán no es estadista, ni tiene proyecto de largo aliento, en lo cual está recíprocamente correspondido por Petro, que solo busca eternizarse y hacer una constituyente

En síntesis, las esperanzas de transformación son pocas para Bogotá. Ganó el menos malo, porque no había opciones.

Galán tiene el reto de finalizar las interminadas obras de la corruptela que le hereda Claudia López, combatir la inseguridad y dejar el populismo que es su único fortín visible por ahora.

 

Perdió Petro, pero conociendo su mala calaña, es de esperarse que Galán no la tendrá fácil.

 

Cordialmente,

 

Luis Alberto Villamarin Pulido

www.luisvillamarin.con

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©