¿Se están negociando las Fuerzas Militares en aras de concretar un embeleco de paz en Colombia?

Publicado: 2012-06-11   Clicks: 4970

    Operacion Sodoma - Mono Jojoy narcoterrorismo comunista       condor en_el_aire     La Selva Roja - Libro por Luis Alberto Villamarin PulidoAnálisis del conflicto colombiano

    Mientras el presidente Santos y su escudero el congresista Roy Barreras, defienden a capa y espada el poco claro y no muy convincente proyecto denominado “marco legal para la paz”, Colombia entera está desinformada y por ende carece de certeza en torno a los alcances de este proyecto de ley, de la intención personal de Santos, de cuál es la lectura que dan las Farc a esta oferta gubernamental, y de que es lo que de manera específica negociará Santos para alcanzar su objetivo.

    Por obvias razones, los miembros de todos los grados de las instituciones armadas, miran con reservas esta situación. La realidad objetiva es preocupante. En los procesos de paz con grupos terroristas  latinoamericanos en El Salvador y Guatemala, los respectivos gobiernos cedieron a todas las peticiones de los delincuentes frente a la reducción de las tropas, la responsabilidad penal de los militares y la absolución total de los integrantes de los grupos delictivos.

    Los hechos parecen indicar, que lo único negociable para los gobernantes ha sido la disminución de las tropas con impredecibles consecuencias jurídicas y de bienestar social, además de la orientación de las “comisiones de la verdad” por crucificar a los militares y salvar todo tipo de responsabilidades de los terroristas. De remate, la inexplicable experiencia colombiana con el M-19, constituye un nefasto antecedente.

   Ningún ciudadano honesto, ni ningún militar o policía, podrán entender jamás, ¿cómo es posible que mientras el general Arias Cabrales y el coronel Plazas Vega se encuentran recluidos por haber salvado la república en una de sus horas más aciagas; terroristas como Petro, Navarro, Bustamante, Vera Grave, ex integrantes del grupo criminal, ahora son “honorables” dirigentes políticos?.

    De seguir con esa tónica, las Farc y sus cómplices, causantes de aterradores actos de barbarie, narcoterrorismo y violencia sistemática, serán gobernantes, fiscales, embajadores, ministros, gobernadores, alcaldes, mientras que quienes evitaron en los campos de combate que triunfaran esos criminales, serán enjuiciados, vilipendiados y deshonrados. El mundo al revés.

    A lo largo de la vida republicana, la dirigencia civil ha visto las Fuerzas Militares como un mal necesario, prueba de ello es que durante el siglo XIX hizo carrera el estribillo: “Colombia es un país de cosas singulares. La guerra la hacen los civiles y la paz los militares”

   Además, las crisis en las relaciones civiles-militares, han demostrado que la dirigencia política desconoce, ignora y se despreocupa de la fundamentación en la defensa nacional, al mismo tiempo que por doctrina interna, los militares desconocen y de repeso, no se preocupan por conocer la política.

    Debido a esto, la población civil colombiana es inducida a pensar que la guerra es un problema entre militares y terroristas, que la paz es un asunto del presidente con los cabecillas de las Farc o el Eln, y que el resto de colombianos son “personas civiles ajenas al conflicto”.

   Ni el alto gobierno, ni los dirigentes regionales, ni las administraciones municipales, ni las cortes, ni el congreso de la república, parecieran darse cuenta que hay en ciernes una agresión integral de las Farc, sustentada en un plan estratégico con componentes políticos nacional e internacional, actividades sociales con Ong´s, finanzas con el narcotráfico el secuestro, la extorsión; y nexos con los gobiernos adscritos al socialismo del siglo XXI, el Foro de Sao Paulo y los nexos con organizaciones narcoterroristas como Eta, Al Qaeda e Ira.

    No obstante esa realidad, la corta visión político-estratégica de sucesivos gobiernos nacionales se ha reflejado en la respuesta militar sin entender el plan estratégico de las Farc, ni desde luego articular una estrategia política, jurídica,  diplomática, sicológica y de desarrollo socioeconómico en las zonas donde operan las guerrillas.

    A su manera, cada gobierno ha anunciado con bombos y platillos, la inminente destrucción de las guerrillas comunistas. Como ministros de defensa, Pardo Rueda y Martha Ramírez les dieron 18 meses de vida; el general Padilla  De León pronosticó la cercanía del fin del fin; el exministro Rodrigo Rivera predijo que la muerte de Jojoy sería el fin de las Farc.

    Y así sucesivamente, el triunfalismo que hoy encarna Santos gracias al sacrificio de las tropas no a una estrategia nacional pues esta no existe, opaca la realidad de una guerra que desgarra al país, tiene bien a unos pocos, pero aleja cada día la posibilidad que las comunidades afectadas por la presencia de bandas narcoterroristas, tengan la oportunidad de incluirse en el esquema de desarrollo integral del país y la consecuente salida del atraso.

    Para colmo de males, sin excepción los gobernantes de turno han demostrado que ellos están dispuestos a “negociar la paz” sin importar el costo que tengan que pagar las Fuerzas Militares.

   Costo materializado en abandono jurídico de quienes han defendido la erosionada democracia, pésimos salarios, flagrante incumplimiento de las obligaciones salariales legales del Estado establecidas para los militares desde 1992; inadecuado e ineficiente servicio de sanidad militar, insuficiencia de casas fiscales, vulneración y politiquería con el fuero militar; ambigüedad con el régimen disciplinario y lo que es más grave, ausencia de claridad de los gobiernos para enfrentar al enemigo de Colombia, en todos los campos de su accionar subversivo.

    Así el gobierno nacional y el ministro de Defensa quieran negar la realidad o tapar el sol con un dedo, al sobreponer sus intereses políticos personales sobre los objetivos nacionales y la adecuada concepción de la seguridad nacional; hay una palpitante realidad:

    Circula una preocupante corriente de decepción y desconcierto entre los integrantes de las Fuerzas Militares ante la actitud ambigua, oportunista y politiquera de Santos, pues mientras en su descomunal  ego, el mandatario cree que puede utilizar los éxitos de las tropas para sacar réditos reeleccionistas, e inclusive aumentar el tamaño de las tropas sin suficientes cuadros de mando, una ola de descontento e incertidumbre busca nichos en las unidades, donde aterra la ausencia de fuero militar, pésimos salarios y manifiesta deslealtad de la dirigencia política.

    Es un problema muy serio que demanda respuestas político-estratégicas, soluciones concretas a problemas sentidos de salud, salarios, defensa jurídica, fuero militar, régimen disciplinario, empoderamiento profesional en todas las áreas del quehacer militar, etc, a la par con soluciones sociales, económicas y políticas a los problemas de las comunidades afectadas por el complejo entorno estructural del narcoterrorismo.

    No basta con el argumento de la estrategia militar de la Espada de Honor, cuyos resultados han sido óptimos, pues el problema no es solamente militar; además que los soldados nunca han fallado en cumplir su misión. El problema es además social, político, económico y cultural.

    Por ende, su solución  requiere acciones político-estratégicas conjuntas. No solo respuestas militares con tropas mal representadas en el campo político, mal pagas, sin respaldo jurídico, y fuera de eso, sin confianza en un mandatario que un día habla de dar plomo a los bandidos y al otro día da señas, de estar negociando con las Farc una enredada paz que además de afectar los intereses vitales de la institucionalidad, tendrá como premisa desarticular a las mismas Fuerzas Militares que lo llevaron y lo han protegido en el poder.

    Es necesario actuar, antes que crezca el problema y que sea demasiado tarde. Los militares no se pueden quedar solos en esta guerra, ni el establecimiento puede olvidar que es gracias a las tropas que subsiste la institucionalidad, ni el presidente Santos puede pensar que su gobierno llegará a la paz sin estrategia integral, sin planes coherentes y sin el fortalecimiento en todos los órdenes tanto de las Fuerzas Militares como de los programas de desarrollo socio-económico en las zonas de operaciones contra el terrorismo, para evitar la incorporación de nuevos integrantes a las cuadrillas de las Farc, el Eln o los bandidos de las bacrim.

    La solución al problema, nunca puede ser la negociación claudicante e inconsulta de las Fuerzas Militares, en ningún aspecto. Mucho menos en pensar que los bandidos que no entren a la repartija de la torta burocrática, se integren a las tropas regulares. Tampoco es una etérea ley de paz al estilo de la impulsada por Barreras. El primer paso para la solución es diseñar una estrategia nacional coordinada y coherente como Política de Estado a largo plazo.

    Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

     www.luisvillamarin.com

   Analista de asuntos estratégicos

  El coronel Luis Alberto Villamarin Pulido es autor de 19 libros relacionados con el conflicto colombiano, el narcoterrorismo internacional y la historia patria, algunas de ellos traducidos a inglés, francés, portugués, polaco, y alemán, que además son textos de consulta para tesis de postgrado, doctorados y especializaciones en universidades de Estados Unidos, Reino Unido, España, Francia, Perú, Brasil, Taiwán, Ecuador, México, Colombia, Holanda y El Salvador.

    Lea aquí los libros escritos por el coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

    Operacion Sodoma (Caída del Mono Jojoy, símbolo del narcoterrorismo comunista contra Colombia)   Operacion Sodoma (Caída del Mono Jojoy, símbolo del narcoterrorismo comunista contra Colombia)  Operacion Jaque  Complot Contra Colombia - (Secretos de los Computadores de Raul Reyes)   El Cartel de las Farc

    La Selva Roja - Nexos de las Farc con el partido comunista   In Hell   Drama, Pesadilla y Espectaculo - Relato del Asalto a la base de las Delicias  Ceso la Horrible noche - Relato de un secuestro   Conexion Alqaeda

     Martes de Horror - Ataque Terrorista a las torres gemelas (9/11)   Narcoterrorismo: La guerra del Nuevo Siglo    Delirio del Libertador - Biografia de Simon Bolivar   Delirium of the Liberator - Biography of Simon Bolivar   Magica Leyenda del Dorado

 

 

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Banner

BLA BLA BLA

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©