No es una buena idea concentrar inmigrantes afganos en Colombia

Publicado: 2021-08-21   Clicks: 1044

     18 años de la Guerra contra el Terror De manera sorpresiva, como siempre complementada por la indiferencia de la dirigencia política que solo piensa en sus intereses personales y sus bolsillos; de los medios de comunicación siempre desinformados por carencia de analistas serios y estructurados; de la academia preocupada por legitimar todo lo que haga la izquierda sin pensar en asuntos fundamentales del país; el gobierno colombiano anunció al mundo el 20 de agosto de 2021, que había realizado un pacto secreto con su par de Estados Unidos, para recibir a 4.000 refugiados afganos de manera transitoria, quienes supuestamente serán enviados después a Norte América.

      Los argumentos oficiales se enfocaron que se trata de unirse al gesto humanitario de algunos países, que será temporal, que son personas que trabajaron con los norteamericanos en Afganistán, y que Estados Unidos sufragará los gastos de la estadía de los afganos en Colombia, con la circunstancia favorable para ese acuerdo, que inclusive ya hay ciudades como Barranquilla y Bogotá dispuestos a recibirlos.

       Del dicho al hecho hay mucho trecho:

        Es preciso decir y resarcir, que oponerse a esta salida en falso de la cancillería colombiana, en plena pandemia y con la economía afectada, además del inminente riesgo que entre esos exilados vengan terroristas infiltrados como está probado en las inmigraciones hacia otros países, no se trata de xenofobia sino de seguridad nacional, de sentido común y de pensar en el futuro de nuestros herederos.

       Esta insólita decisión del gobierno, inconsulta con los colombianos y sin pensar en nuestro destino geopolítico, deja preguntas por doquier y ninguna respuesta creíble.

        Si la guerra y el prolongado desgaste de las potencias de la OTAN la hicieron europeos y estadounidenses en Afganistán, ¿por qué no llevarlos a sus territorios, adonde ya hay afganos que pueden integrarse con sus parientes y connacionales?

         Conexión Al QaedaO ¿Por qué los gobiernos de Estados Unidos y Canadá cuyas tropas estuvieron muchos años en Afganistán y por extensión, son parte del actual problema afgano, no los concentran en algunos de sus extensos espacios geográficos, e inclusive les construyen ciudades, ingresándolos directamente a su territorio, en lugar de utilizar a Colombia de conejillo de Indias?

         ¿Por qué Colombia que ya tiene problemas de terrorismo comunista y narcotráfico de coca, marihuana y drogas sintéticas, tiene que agregar a sus afugias, la posibilidad de que nos llegue el terrorismo islámico reforzado con narcotráfico de opio, fenómeno sociopolítico al que todos los analistas de geopolítica consideramos la segunda peste del siglo XXI después del coronavirus?

         Es obvio, que no todos esos asilados serán aceptados por la gran potencia del Norte. Entonces ¿qué pasará con esas personas? ¿Las devolverán a Afganistán? NO. Simplemente no. Conclusión, se quedarán aquí. Con todo tipo de limitaciones, sin hablar nuestro idioma, con sus credos tribales del medioevo, con el convencimiento de todos los musulmanes, que se les debe respetar su religión, pero a ellos nadie los obliga a respetar la de los demás.

           Acostumbrados a maltratar a las mujeres, violentar a los niños y convivir con el terrorismo y el narcotráfico, es elemental que los afganos extremistas que de seguro serán bloqueados por las autoridades migratorias estadounidenses, se quedarán en Colombia y hallaran cobijo y compadrazgo con izquierdistas armados y desarmados que piensan y actúan igual que ellos.

         De remate, la brecha que se abre al permitir la llegada de los primeros 4000 afganos a Colombia, será un imán para otros miles de ellos, quieran salir de su país y venir al nuestro.

Como nuestra política y nuestra estructura migratoria no solo es deficiente, sino que está colapsada con los venezolanos criminalizados por la dictadura de Maduro, muchos afganos llegados de manera masiva, quedarán en peores condiciones, incrementarán los índices de pobreza, informalidad, y demás problemas sociales.

          Eso sin contar, los problemas sanitarios pues en plena pandemia con evidencias científicas de nuevas cepas, y nuevos picos, las imágenes de televisión internacional muestran que multitudes enteras de desesperados afganos se agolpan en las fronteras y el aeropuerto de Kabul, sin usar el tapabocas, que es el más elemental implemento de seguridad para contrarrestar la pandemia del covid 19.

         Se podrán argumentar medidas humanitarias, que en sana lógica, no corresponden a Colombia, ni están al alcance del gobierno nacional. Esa solución corresponde a quienes integraron la coalición, aumentaron el problema y hoy pretenden utilizar gregarios, para sin lugar a dudas, trasladarnos progresivamente el problema.

          Otros aducirán que es una brillante estrategia diplomática de la canciller y el embajador Juan Carlos Pinzón, coincidencialmente dos exministros de Defensa, que a juzgar por su absurda decisión, solo demuestran que pasaron por ese cargo sin pena ni gloria, porque no aprendieron nada de seguridad nacional. En contraste, los dos personajes de marras se autodeclaran estrategas de escritorio y hasta se creen sus propias fantasías, respecto a lo que según ellos idearon en el desempeño de sus funciones.

          Otros oportunistas en plena campaña electoral querrán sacar réditos de esta situación. Pero, la única perdedora será Colombia. Es totalmente seguro que Estados Unidos, no los aceptará a todos. Para eso es el filtro. Y los sobrantes de esa primera tanda, más los que se unirán después, dejarán a Colombia sumida en más problemas de los que ya hay en el país.

             Lamentable y errática decisión del actual gobierno.

 

Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

Autor de 39 libros de geopolítica, estrategia y defensa nacional

www.luisvillamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©