Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Día a día las conversaciones de paz en Cuba se parecen a La Uribe, Caracas-Tlaxcala y el Caguán.

  • PDF

 

     Análisis del conflicto colombiano

     Con la diferencia que esta vez no hay zonas desmilitarizadas, ni despliegues mediáticos previos a los anuncios del comienzo del proceso, la mecánica metodológica de las conversaciones de paz que inician en Cuba la próxima semana, cada día que pasa, se parece mas a los fallidos intentos anteriores.

      Veamos las semejanzas:

     1.    Las Farc imponen el ritmo mediático, mientras el gobierno se ha limitado a contestar que la negociación girará alrededor de la agenda pactada, lo cual es dudoso pues el discurso de Márquez en Oslo; la presencia calculada de la terrorista holandesa para justificar el narcoterrorismo comunista internacional contra Colombia, el cambio de fecha de iniciación de los diálogos en La Habana para concretar el tema de la participación ciudadana (al parecer manipulada por las Farc) y la obvia entrevista del camarada Lozano al camarada Márquez; indican que las Farc se van a salir con la suya, y que las destempladas declaraciones del gobierno al respecto, serán cambiadas por “necesidades para generar confianza y avanzar hacia la paz”

     2.    Los delegados de las Farc hacen lo que dispone su Plan Estratégico, según el cual conversar es parte de su lógica de guerra revolucionaria comunista, para dar saltos cualitativos y cuantitativos en el proyecto político-estratégico. Entretanto, el gobierno llega con delegados nombrados a última hora y a dedo,  con ansias de viaticar en dólares y ganar réditos personales politiqueros, sin plan coherente y sin objetivos nacionales.

     3.    Los ataques terroristas en el Cauca y el paro armado del Chocó que para el ministro Pinzón es un “paro de papel”, son acciones coordinadas, planeadas y dirigidas por el Secretariado de las Farc con miras, a demostrar capacidad de sabotaje (que la tienen), fortalecer el trabajo de las milicias bolivarianas alrededor del Hinterland colombiano, continuar la aproximación del cerco a Cali y el aislamiento estratégico del occidente colombiano del centro de gravedad del poder,  y, de ñapa, el control geoestratégico del Chocó.

     4.    La oferta de la supresión bilateral de acciones armadas, busca aliviar la presión militar, reestructurar las cuadrillas, facilitar el viaje de los cabecillas a Cuba para realizar allí sin presiones la Décima Conferencia o un pleno ampliado; incrementar las relaciones internacionales con los cómplices de la dictadura cubana, el chavismo, los comunistas ecuatorianos encabezados por Correa y los contactos con los demás gobernantes del Alba.

      Asimismo incrementar los secuestros y extorsiones, la expropiación de fincas a campesinos y desde luego el reclutamiento de más jóvenes a las cuadrillas. Por partida doble, las Farc quieren la desmilitarización de sus áreas de influencia, mediante el cese bilateral del fuego para que los terroristas que manipulan el recién creado movimiento político que los apadrina, puedan moverse a sus anchas,mientras hacen campaña electoral con miras al gobierno de transición que luego lleve los comunistas al poder.

     5.    La tregua navideña bilateral, que ahora proponen las Farc, no es nada nuevo. Ya fue utilizada en las negociaciones de Caracas, donde engañaron por primera vez a Humberto De La Calle.

     6.    La participación de la sociedad civil, es la reedición de los comités temáticos del Caguán. La trama es concisa. Mientras los cabecillas llevados como suplentes o asesores “caramelean” a los delegados del gobierno y a los paseantes que harán turismo en la isla, eso sí, pagado por los colombianos;  en La Habana, Márquez y los demás bandidos que lleguen clandestinos a Cuba gracias a la complicidad del eje Caracas-La Habana, realizarán la décima conferencia o el pleno ampliado, a la espera que por el agotamiento de la falta de concreción y acuerdos, el gobierno rompa los diálogos. Asi pasó en La Uribe, Caracas, Tlaxcala y El Caguán.

     7.    Buscarán que con Santos o sin él, si no es reelegido, el proceso de paz continué como hicieron en La Uribe-Meta cuando salió Belisario y entró Barco; o con Gaviria  cuando salió Barco; o como pretendía hacer con Pastrana a quien le plantearon revocar el Congreso y convocar un plebiscito para que prolongara su periodo presidencial ,con el fin de seguir manipulando al débil mandatario conservador.

     8.    Pedirán una asamblea constituyente, como ya lo adelantó la amante de Tirofijo en La Habana, antes de viajar a Oslo, pero igual que en 1991, dirán que no participan en ella pues no pueden estar al lado de quienes ellos combaten. También dirán, que no pueden entregar las armas porque estas son  garantes de su subsistencia, además que nadie se las dio, etc. Así hicieron con la Constituyente de 1991. Las Farc quieren el  poder completo no por porciones.

     9.    Aprovecharán el escenario mediático y la obvia complicidad castrista en Cuba, para invitar “personalidades” de todas partes del mundo, con el fin de dilatar las conversaciones, darse publicidad y continuar avanzando en sus intenciones puntuales. A La Uribe-Meta fueron todos los politiqueros ansiosos de protagonismo. Por ahí desfilaron López Michelsen, Noemí Sanín, Cesar Gaviria, Pardo Rueda, Otto Morales, etc. Por Caracas desfilaron Misael Pastrana, Morris Ackerman, Gilberto Vieira, etc: Por el Caguán desfilaron la reina Nur, ejecutivos de Wall Street, Ingrid Betancur, Humberto Ortega, el terrorista dominicano Isa Conde, delegados clandestinos de Chávez, etc.

     Como es obvio, en Cuba donde funciona la sede social de todos los grupos terroristas del mundo, todos amigos de la dictadura cubana, ya están pasando y pasarán terroristas y proterroristas de todas las pelambres, clamando por “la paz de Colombia”; pero claro por la paz comunista que quieren los camaradas del socialismo del siglo XXI, es decir aquella que solamente es posible cuando las Farc y sus cómplices tengan el poder.

      10. Los negociadores de las Farc han estado en procesos anteriores que no han funcionado para el gobierno de turno, y han llegado a la mesa con equipos estructurados en el Plan Estratégico. En los equipos negociadores oficiales han imperado la improvisación, los nombramientos a dedo, y la falta de un plan de guerra para la paz.

     Belisario Betancur escogió un equipo negociador que era un sancocho de conversadores sin norte claro y sin plan coherente. César Gaviria, terminó embebido con el tema de la Asamblea Constituyente y mordió el anzuelo del Partido Comunista, que envió a varios delegados a hacer el mismo papel pro Farc de Rojas Puyo en Casa Verde. Pastrana incluyó al camarada Lozano en una comisión de notables y se dejó meter el gol de los comités temáticos. Y ahora Santos acaba de ceder con la dilatación del inicio de las conversaciones para concretar la participación de la sociedad civil.

     11.Telesur o telefarc que para el caso es lo mismo, entidad publicitaria del chavismo proterrorista, fue la cadena noticiosa encargada de publicar la  “chiva periodística” de los acuerdos secretos para iniciar diálogos. De remate la dictadura de  Cuba y el gobierno de Venezuela se convirtieron en los garantes de las conversaciones, a pesar de que por sus hechos se sabe que son socios de las Farc. Algo así como poner al gato a cuidar el queso que se roba el ratón.

      12. Ya el semanario Voz del Partido Comunista se contactó con los bandidos de las Farc  en Cuba y comenzó una nueva etapa de propaganda y alegoría al terrorismo contra Colombia, con el coro de idiotas útiles, que de inmediato, entrevistaron al camarada Lozano para preguntarle que dijo el camarada Iván en Cuba, antes de comenzar la farsa; sin darse cuenta que con ese acto, están multiplicando la propaganda de los comunistas armados y desarmados contra Colombia.

     Igual sucedió en el Caguán con las entrevistas del semanario  Voz a Tirofijo, a Reyes y a Cano. Todas con el cuento chino de la libertad de prensa. Igual actúa Botero.

     13. En todos los casos, la agenda ha sido la disculpa del gobierno para sostener la caña en algo que se sabe de antemano no va a funcionar, y el argumento de las Farc para avanzar en su Plan Estratégico; y, enmarañar en forma sucesiva a Belisario, Barco, Gaviria, Pastrana y ahora a Santos.

     En ese orden de ideas, hay muchas más similitudes del actual proceso de paz con los anteriores, en los que la par con estas transfugadas de los cabecillas del Secretariado, las cuadrillas han secuestrado, robado, asesinado y amedrentado a la población civil porque ese es dictado de su Plan Estratégico. No son “paros de papel”, ni mucho menos es cierto que las Farc se sentaron a negociar porque están derrotadas militarmente..

     Se sientan a negociar porque necesitan el proceso de paz para oxigenar su Plan Estratégico, replantear algunas líneas de acción, ganar tiempo, buscar reconocimiento político internacional,  posicionar a sus cómplices del movimiento político interno, dilatar las conversaciones hasta obligar al gobierno a levantarse de la mesa y readecuarse para continuar una etapa más del narcoterrorismo comunista contra Colombia.

     Por eso reafirmamos, el gobierno no es rehén del proceso de paz. Es rehén del Plan Estratégico de las Farc y de las ambiciones personales del llamado "establecimiento" que se cree dueño de Colombia. Lo grave es que a pesar de tantas y tan reiteradas coincidencias, los colombianos tendremos que soportar una vez más los artilugios de las Farc, para repetir dentro de unos meses o años, que no se han debido hacer esos diálogos de sordos. Amanecerá y veremos!!!

Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

www.luisvillamarin.com

Analista de asuntos estratégicos

Lea aquí los libros escritos por el coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

Operacion Sodoma (Caída del Mono Jojoy, símbolo del narcoterrorismo comunista contra Colombia)     Operacion Sodoma (Caída del Mono Jojoy, símbolo del narcoterrorismo comunista contra Colombia)     Operacion Jaque      Complot Contra Colombia - (Secretos de los Computadores de Raul Reyes)      El Cartel de las Farc