Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

La estratagema de las Farc con las terroristas embarazadas

  • PDF

     Análisis del conflicto colombiano

     Durante los cinco años de paseo por los tres tercios de la plaza a los convidados de piedra encabezados por Humberto De La Calle, las Farc demostraron con creces al país y al mundo, que todo su accionar gravita alrededor de un plan estratégico, que no hay ruedas sueltas y que todo lo que hagan o dejen de hacer, está encuadrado en el objetivo de obtener legitimación política, estatus de beligerancia y avanzar hacia la toma del poder, por medio de un gobierno de transición.

     Dentro de ese esquema, han utilizado estratagemas de engaño, dilatación, apariencia de querer la paz y publicidad permanente y contubeernio descarado de sus cómplices que se enmascaran como abanderados o defensores de la paz santista. De la noche a la mañana, los cabecillas de las Farc aparentan haberse civilizado al permitir que terroristas de sexo femenino pueden quedar embarazadas y dar a luz sus críos, algo que siempre han prohibido a la guerrillerada de base no a los cabecillas, e inclusive han suprimido mediante abortos forzados y asesinatos sistemáticos de madres potenciales, por traicionar la revolución comunista.

    La Selva RojaExaminada esta nueva conducta a la luz del plan estratégico fariano, no cabe duda que detrás de la supuesta “bondad” de los jefes terroristas con las guerrilleras, se teje una audaz trama integrada a las estratagemas de dilatar la entrega de armas, dar vueltas con el tema de los menores de edad, exigir el oro y el moro en las zonas veredales transitorias en las que piden hasta agua caliente, guarderías, internet de alta velocidad, carne de la mas alta calidad para alimentar criminales, aulas con tecnología de punta, curules para miembros del Partido Comunista Clandestino que niegan ser de los mismos pero los representan, etc, etc, sin que se llegue a su desmovilización como grupo terrorista.

    El audaz propósito de las Farc es continuar armados en las zonas veredales  mientras los milicianos que se quedaron con amplias zonas a su disposición y sin la presencia de las tropas, continúan el reclutamiento de nuevos terroristas y la organización política de las masas en el Partido Comunista Clandestino y el movimiento bolivariano clandestino, estructuras de las que a pesar de ser la columna vertebral de las Farc, no se habló nada en Cuba, ni se incluyeron para desmovilizar en los acuerdos de paz, o para que respondan por ser cómplices del narcoterrorismo comunista contra Colombia.

    Dentro de ese proyecto integral, el hecho de tener mujeres embarazadas y madres lactantes en las zonas veredales que ya no son transitorias sino permanentes, amarra las manos al gobierno nacional para efectuar operaciones militares sobre esas guaridas, porque sería inhumano atacar un área donde hay lactantes, menores de edad y connivencia permanente de la ONU con bailarines más interesados en ganar dólares por viáticos, que en coadyuvar a la paz de Colombia.

   En el InfiernoLa entrevista del Programa Los Informantes de Caracol Televisión al terrorista Mauricio Jaramillo, responsable médico de mas de 10.000 legrados practicados a guerrilleras embarazadas, dejó en evidencia a un asesino sin escrúpulos que hasta imita la voz del Mono Jojoy, que ordenó fusilar a guerrilleras por el delito de concebir vidas humanas, a desertores que se cansaron de asesinar la vida en primavera y desde luego a los campesinos que no “caminen al ritmo de las Farc”, como ha sido la tradición de esta agrupación criminal.

     En el mismo programa televisivo, otra terrorista con el cerebro lavado por la contaminación marxista-leninista, aseguró que la instrucción de los cabecillas es estar atentos, pues para ella el gobierno no les está cumpliendo, entonces que esta dispuesta y que de inmediato regresaría a seguir matando, robando y delinquiendo a nombre de su revolución.

     Dos días antes el terrorista Carlos Lozada visitó las instalaciones de Caracol radio donde la mermelada santista es poderosa. Entre los nutridos mensajes de propaganda fariana, el cabecilla puso de relieve la cantidad de mujeres embarazadas en las Farc, como un reto para el gobierno. El mensaje iba velado. Y por obvias razones dijo no estar arrepentido de su sanguinario prontuario delictivo, ni fue claro con la entrega de las armas y la devolución de los menores de edad que abundan en esas estructuras criminales comunistas.

     No hay peor ciego que quien no quiere ver. Y no hay peor ignorante que el ignorante funcional. Desconocer la historia y la metodología de las Farc y su brazo político el Partido Comunista, puso a Colombia frente a una encrucijada sin salida.

      Cover Operción SodomaA manera de historia. El Mono Jojoy nació en una guarida custodiada bandidos armados integrantes del Partido Comunista, asentada en la vereda la Esperanza de Cabrera Cundinamarca, por Juan de la Cruz Varela, con el nombre de campamentos de la autodefensa revolucionaria. Esas organizaciones comunitarias con asistencia política del Secretariado nacional del partido continuaron funcionando en esa región y se extendieron de manera progresiva y sistemática al Oriente del Tolima, Marquetalia, Riochiquito, El Guayabero, La Uribe, El Ariari, el Magdalena Medio, el Catatumbo, el Putumayo, el Caquetá, el Chocó, Arauca, hasta construir las redes de milicias bolivarianas, PCCC y MBC que hoy sustentan a las Farc y se escudan en “organizaciones sociales de fachada”.

     Desde entonces hasta hoy, y con ene mil disculpas, los comunistas armados y desarmados en Colombia, han trasladado la responsabilidad de sus crímenes al Estado, con la venia de politiqueros y demagogos que siempre les han hecho el juego sin medir que juegan con candela, pero siempre utilizando el mismo esquema:

     Que no son bandidos, ni terroristas, que el conflicto es social y político, que es necesario minimizar las fuerzas militares e incluir en ellas a los terroristas, que el país debe tener organizaciones rurales al estilo soviet manejadas de manera autónoma por los comunistas, que las cuadrillas se concentran en un lugar no para entregar las armas sino para legitimarse como ejército rebelde con estatus de beligerancia, que debe haber acompañamiento internacional, no para desmovilizarse sino para legitimarse, y que solo habrá paz cuando haya cambiado el viejo modo de vivir en Colombia, es decir cuando la lucha de clases los lleve al poder e impongan una dictadura marxista-leninista.

      El complejo cuadro descrito indica que los embarazos de terroristas, la dilatación de la entrega de las armas y la devolución de los menores así como el caballo de Troya de exigir la salida de todos los terroristas de las cárceles a la par con la estratagema de negociación coordinada con el Eln para imponer el gobierno de transición, infiere que no habrá ningún acuerdo concreto con Santos quien se irá de la presidencia con las manos vacías y un inmerecido premio Nobel de Paz, al tiempo que las Farc posicionadas en 26 zonas veredales que ahora serán permanentes seguirán desarrollando la balcanización del país, ante la vista complaciente de congresistas untados de mermelada y ansiosos de que salgan muchos recursos para las regiones, donde ellos pueden  meter la mano en la nómina y el presupuesto.

     Cruda realidad.

      Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

      Especialista en Defensa Nacional, Estrategia y Geopolítica

       www.luisvillamarin.com

 

Lectores de Complot contra Colombia también leyeron:

 

Ganar la guerra para conquistar la pazEl Eln por dentroEn el infiernoLa selva rojaEl cartel de las FarcDeyanira, canto de guerra y pazCesó la horrible noche?Cóndor en el aireLa silla vacíaOperación JaqueOperación SodomaFallo SalomónicoDelirio del LIbertadorNarcoterrorismo la guerra del nuevo sigloConexión Al QaedaEstado Islámico ISISPrimavera Árabemartes de horrorGuerra SicológicaMágica Leyenda del Dorado
 


Lea mas acerca de Puntos de enseñanza para el Ejército del pacto Santos-Farc por Luis Alberto Villamarin Pulido